viernes 22/10/21

Ninguno de los asistentes al concierto-ensayo de 500 personas en Barcelona se contagió de Covid-19

El estudio clínico PRIMA-CoV analizó el comportamiento del virus en un concierto de 500 personas sin distancia de seguridad pero con mascarilla y una prueba de antígenos antes del evento

Sala Apolo en Barcelona
Sala Apolo en Barcelona

El pasado 12 de diciembre se llevó a cabo un ensayo clínico en la sala Apolo de Barcelona para validar la eficacia de los test de antígenos y poner en marcha un método que permitiría poder realizar conciertos en espacios cerrados sin riesgos de contagio. El ensayo-concierto contó con 500 participantes y ninguno de ellos ha dado positivo en las pruebas realizados hoy para comprobar la eficacia de las medidas que se aplicaron.

El estudio reunió a dos grupos de 500 voluntarios cada uno, que se sometieron a pruebas de antígenos y PCR. Los dos grupos se dividían en individuos con características similares. Uno de los grupos asistió a un concierto en el que no se guardaron las distancias de seguridad, pero sí que debían llevar mascarilla en todo momento y el otro, el grupo control, que no llegó a entrar dentro de la sala.

Una semana más tarde del concierto, los voluntarios de los dos grupos se hicieron otra prueba PCR, y al conocer los resultados se ha sabido que ninguno de los 463 asistentes al recital se había infectado, mientras que en el grupo control hubo dos contagios. Esto demostraría que los contagios no se produjeron dentro del evento. De los 500 voluntarios que tenían que asistir al concierto, unas 30 personas no llegaron a entrar y otros siete que sí lo hicieron aún no se han podido hacer la prueba PCR posterior.

"Los resultados son contundentes y permiten afirmar que, si se reproduce un estudio con las mismas condiciones, los resultados serían siempre los mismos. Es seguro llevar a cabo este tipo de actividades y conciertos", ha afirmado el doctor Josep Maria Llibre, uno de los responsables del estudio.

El ensayo, que ha sido impulsado por el festival Primavera Sound, la Fundación Lucha contra el SIDA y las enfermedades infecciosas y el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona, ha querido demostrar la eficacia de los test de antígenos. "Hay estudios que demuestran que el test de antígenos es mejor que la PCR para saber si una persona es transmisora del SARS-CoV-2. Nosotros intentamos saber si los asistentes son transmisores. Para esto es más fiable el test de antígeno que la PCR. Ya hay estudios previos que demuestran que una de cada 200 personas con un test de antígenos negativo podría tener una PCR positiva, que se asocian a una cantidad de virus muy baja y no son transmisores", ha explicado Llibre.

Comentarios