domingo. 03.03.2024

En Mollet de Vallès, Barcelona, todos los vecinos tendrán el deber de diluir la orina de sus perros con agua. La nueva ordenanza les obliga, y esta se aprobó en el pleno municipal. La normativa afecta a los responsables de los animales y estos tendrán que llevar una botella de agua cuando vayan con su perro a pasear.

Esta normativa incluye también que deberán llevar bolsas para recoger las heces, y que su incumplimiento traerá sanciones entre los 80 a los 300 euros.

¿Cuál es el objetivo de la propuesta? Reducir el deterioro de los elementos urbanos causados por la orina, además de reducir el impacto negativo de los olores y la suciedad en las calles.

También, han querido reforzar la prohibición de verter sustancias que puedan ser tóxicas para los perros en la vía pública, cuyas sanción estaría entre los 1.500 hasta los 3.000 euros. 

El concejal de Civismo y Paisaje Urbano y Mantenimiento del Espacio Público, Ferran Segarra Sánchez. explica que quieren "que Mollet sea una ciudad cuidada, limpia y cívica, que ama a sus perros y donde tengan todos los derechos, al mismo tiempo que sus responsables tengan también sus obligaciones”.

Los cambios se pondrán en marcha en 2024. Y la Ordenanza de Tenencia Responsable de Animales de Compañía recogerá también los conceptos novedosos como prohibir dejar a un perro atado en la puerta de un establecimiento, dejarlo en el interior de un vehículo, o solo en casa más de 24 horas, aprovechando la entrada en vigor de la ley de Bienestar Animal.

Multa si no limpian la orina de sus perros en Mollet, Barcelona