miércoles. 17.08.2022

9.136 personas discapacitadas menores de 25 años inscritas como demandantes de trabajo

Crecen las expectativas profesionales de los jóvenes con discapacidad: ya no quieren trabajar “de lo que sea”
Trabajador con discapacidad
Trabajador con discapacidad

El próximo 12 de agosto se celebra el Día internacional de la Juventud, un marco en el que la Fundación Adecco presenta su 7º informe Jóvenes con Discapacidad, motor de futuroEste análisis basa sus conclusiones en una encuesta a 200 personas con discapacidad menores de 30 años, apoyada en los datos del Servicio Público de Empleo Estatal y otras fuentes de referencia como Odismet.

Estas son las principales conclusiones:

El año pasado, el 45% de los jóvenes con discapacidad concebía el empleo como un anhelo, aspirando a trabajar “en cualquier cosa”; sin embargo, este año el 86% tiene aspiraciones profesionales concretas y tan solo el 14% cree que lo importante es trabajar y le da igual en qué.

La consolidación de la ley que exige a las empresas la incorporación de personas con discapacidad (que en 2022 cumple 4 décadas) y la mayor visibilidad de la discapacidad durante los últimos años, ha hecho que el empleo deje de ser un anhelo inalcanzable o reservado a unos pocos para convertirse en un derecho fundamental y en el vehículo por excelencia para que las personas con discapacidad alcancen sus metas personales.  Además, la pandemia ha evidenciado que todas las personas somos necesarias y aquellas con una discapacidad son cada vez más conscientes de su potencial para aportar talento y valor a la sociedad, a través de un empleo que normalice su vida.

La mayoría (77%) desea encontrar empleo en el mercado abierto, en empresas ordinarias (entornos no protegidos), donde puedan convivir con profesionales con y sin discapacidad. Este porcentaje asciende al 91% en discapacidades de tipo físico y desciende hasta el 54% entre personas con discapacidad intelectual.

Más de la mitad se decanta por trabajar en el sector servicios (56%). un 19% prefiere hacerlo en el sector industrial y/o logístico, un 10% en la hostelería y un 6% se inclina por la rama artística.

Sin embargo, el 72% de las personas encuestadas cree que el hecho de tener un certificado de discapacidad le perjudica a la hora de encontrar este tipo de empleos.

“Se observa una distancia entre las aspiraciones profesionales de los jóvenes con discapacidad y sus posibilidades reales de empleo. Su habitual menor nivel formativo, unido a prejuicios que cuestionan sus competencias, les sitúan en una posición de desventaja a la hora de competir en el mercado laboral. Es por tanto fundamental ofrecerles un acompañamiento personalizado y reforzar su formación cualificada”- advierte Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

9.136 personas discapacitadas menores de 25 años inscritas como demandantes de trabajo
Comentarios