sábado. 22.06.2024

Estas grandes noticias nos llegan desde la Universidad de Oxford, la cual ha publicado estas informaciones acerca del medicamento conocido como NUC-7738. Este medicamento proviene, como hemos comentado, del hongo Cordyceps, que lleva siendo usado por la medicina oriental durante cientos de años.

Para mejorar su potencia y evaluar clínicamente sus aplicaciones como fármaco contra el cáncer, la empresa biofarmacéutica NuCana ha desarrollado Cordycepin. Esto aúna el nuevo medicamento junto a una terapia clínica, utilizando su novedosa tecnología ProTide, para crear un fármaco de quimioterapia con una eficacia drásticamente mejorada.

Una vez dentro del cuerpo, Cordycepin requiere ser transportada a las células cancerosas por un transportador de nucleótidos (hENT1), para luego convertirse en un metabolito anticanceroso activo, conocido como 3'-dATP. Una vez logrado esto, debe ser rápidamente diluido en la sangre por una enzima llamada ADA.

Juntos, estos mecanismos de resistencia asociados con el transporte, la activación y la degradación dan como resultado un suministro insuficiente de metabolitos anticancerígenos al tumor.

NuCana ha utilizado la nueva tecnología ProTide para diseñar una terapia que puede eludir estos mecanismos de resistencia y generar altos niveles de metabolito activo anticanceroso, 3'-dATP, dentro de las células cancerosas.

La tecnología ProTide es un enfoque novedoso para administrar medicamentos de quimioterapia en las células cancerosas. Funciona uniendo pequeños grupos químicos a análogos de nucleósidos como Cordycepin, que luego se metabolizan una vez que llegan a las células cancerosas del paciente, liberando el fármaco activado. Esta tecnología ya se ha utilizado con éxito en los medicamentos antivirales Remsidivir y Sofusbuvir aprobados por la FDA para tratar diferentes infecciones virales como la hepatitis C, el ébola y el COVID-19.

Los investigadores de Oxford y sus colaboradores en Edimburgo y Newcastle están evaluando NUC-7738 en el ensayo clínico de fase 1 NuTide: 701, que prueba el fármaco en pacientes con tumores sólidos avanzados que eran resistentes al tratamiento convencional.

Los primeros resultados del ensayo han demostrado que NUC-7738 es bien tolerado por los pacientes y muestra signos alentadores de actividad anticancerígena.

Un medicamento contra el cáncer pasa las primeras pruebas clínicas