sábado 5/12/20

Marta Martín, diputada de Cs, reconoce haber dudado en apoyar un estado de alarma de seis meses

La diputada de Ciudadanos teme la gestión que está llevando a cabo el Presidente del Gobierno
Marta Martín
Marta Martín

La diputada de Ciudadanos Marta Martín admitió sus dudas la hora de apoyar este jueves en el Congreso el estado de alarma para un periodo de seis meses porque, según ha manifestado, teme "la gestión que pueda hacer" el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mientras esta medida excepcional esté vigente. Aun así, se ha mostrado satisfecha con el discurso que hizo ante el Pleno la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, muy crítico con el Ejecutivo.

El jueves por la noche, unas horas después de la votación, Martín publicó un mensaje en su cuenta de Twitter reconociendo que había sido un día "muy duro". "He tenido que apoyar con mi voto algo que no comparto. Creo que el Estado de Derecho y el control parlamentario son irrenunciables aun en circunstancias dantescas. He respetado la disciplina de voto. Confío en que acertemos y en que no me vuelva a pasar", escribió.

Sin embargo, poco después eliminó el mensaje, que ya solo es visible en la red social a través de capturas de pantalla realizadas por otros usuarios. Martín, portavoz de Cs en las comisiones de Educación y Asuntos Exteriores, ha explicado a Europa Press que decidió borrar el tuit porque, al releerlo, se dio cuenta de que "se podía malinterpretar".

EL GOBIERNO "NO LO PONE FÁCIL"

Según ha indicado, todos los diputados están teniendo que tomar "decisiones muy difíciles" desde que comenzó la crisis del coronavirus. "Sabemos que afectan a mucha gente e intentamos (al menos yo) siempre hacer lo más correcto o lo que suponga el menor daño", pero "el Gobierno no lo pone fácil", ha añadido.

Sobre el mensaje que escribió en Twitter, ha dicho que expresaba la "incertidumbre" que, "después de ver cómo se ha gestionado la primera ola" de la pandemia, le suponía "apoyar esta propuesta del Gobierno", que Ciudadanos había intentado "enmendar por todos los medios".

"Inés (Arrimadas) fue muy clara en su discurso y dijo muy bien lo que pensamos. A mí Ciudadanos no me genera duda, pero viendo lo que ha pasado en la primera ola, la gestión que pueda hacer Sánchez, desde luego, sí", ha señalado.

Por 194 votos a favor, 53 en contra y 99 abstenciones, la Cámara Baja aprobó prorrogar hasta el 9 de mayo el estado de alarma decretado por el Gobierno para hacer frente a la segunda ola del coronavirus, aunque dejó abierta la posibilidad de que la medida pueda ser levantada en marzo por la Conferencia de Presidentes autonómicos, previo acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, en función de la evolución de la pandemia.

Además, se aprobó una propuesta de resolución --pactada entre Esquerra Republicana de Catalunya y el PSOE-- que obliga al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a rendir cuentas cada dos meses de la aplicación del estado de alarma.

LAS OPCIONES ERAN VOTAR 'SÍ' O ABSTENERSE

Ciudadanos, que el miércoles había pedido este instrumento se mantuviera por un periodo de tres meses y que Sánchez compareciera en el Congreso al menos una vez al mes, finalmente decidió respaldar el estado de alarma en los términos en los que finalmente fue aprobado por el Congreso.

La presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, censuró en el hemiciclo la "falta de liderazgo" del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos y que Sánchez se resistiera a rendir cuentas, pero justificó el voto a favor de su partido explicando que actúan con "responsabilidad" y "sentido de Estado".

Según argumentó, el estado de alarma permite adoptar medidas para frenar los contagios y aliviar la situación en los hospitales ofreciendo seguridad jurídica a los gobiernos autonómicos, a los que el Ejecutivo central ha "derivado la responsabilidad" de la gestión de la pandemia para evitar que "se desgaste la imagen" de Sánchez.

Un día antes de la votación en la Cámara Baja, en la dirección de Cs tenían sobre la mesa dos opciones, el 'sí' o la abstención. Finalmente, eligieron la primera opción, aunque eso no evitó que su presidenta dirigiera duras críticas al Gobierno, al que acusó de generar "bronca política" y de llevar al país "a la muerte y a la ruina".

En la formación liberal tenían claro que el estado de alarma se tenía que aprobar para dar amparo jurídico a medidas restrictivas de los derechos fundamentales, como puede ser el toque de queda --de hecho, la propia Arrimadas había animado a Sánchez a decretarlo--, pero les generaba inquietud que la prórroga fuera por seis meses y que el presidente no quisiera comparecer periódicamente ante el Pleno.

ALBERT RIVERA VIO "INSÓLITO" LO OCURRIDO EN EL CONGRESO

Aunque Marta Martín acabó borrando su mensaje, éste llegó a generar un debate en Twitter en el que participaron, principalmente, antiguos cargos de Ciudadanos y figuras que formaron parte de la corriente crítica que estaba alineada con el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, cuando éste compitió con Arrimadas por liderar el partido.

Sin mencionar expresamente a Cs, su expresidente Albert Rivera calificó de "insólito" el resultado de la votación sobre el estado de alarma e indicó que "hay que combatir al virus, no a la democracia". Por su parte, el exdirigente y exportavoz de Cs en el Congreso Juan Carlos Girauta, que ya se dio de baja como afilado, aplaudió el tuit de Martín y añadió que "en momentos como los presentes solo se debe lealtad a la libertad y a España".

Además, afirmó que "si vuelve a haber elecciones libres" en España, "habrá que enviar a su casa a los que hoy han robado la democracia y a los que lo han permitido", refiriéndose a los partidos que permitieron la aprobación del estado de alarma.

En un sentido parecido se pronunció el exdiputado Marcos de Quinto, también exmilitante del partido, que cree que ningún diputado debería "sentirse mal por el hecho de tener conciencia" y expresó su deseo de que algún día todos puedan votar en conciencia y "no en función de lo que 'les apañe alguien' sin consultarles".

De Quinto, que dejó su escaño porque no estaba de acuerdo con seguir apoyando el estado de alarma en los primeros meses de la pandemia, considera que Ciudadanos ha renunciado a controlar al Ejecutivo de Sánchez y que se comporta como un "tránsfuga" al "emprender una estrategia distinta de aquella por la que le votaron".

IGEA ENTIENDE A MARTÍN PERO CREE QUE HIZO LO CORRECTO

Por otro lado, varios miembros del antiguo sector crítico de Cs que estaban con Francisco Igea --como María de los Ángeles Fernández Ramil, Orlena de Miguel y Fernando Navarro-- han cuestionado la postura del partido respecto a la obligación del Gobierno de dar explicaciones en el Congreso durante el estado de alarma.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, por su parte, comprende y comparte el "malestar" de Martín, pero cree que hizo "lo correcto" al respaldar el estado de alarma. "Hoy tenemos la urgencia de salvar vidas, pero no nos equivoquemos, la libertad y el Estado de Derecho no pueden perecer en este trance", ha advertido, no obstante.

Comentarios