miércoles 5/8/20

Marina Beach, el local situado en el puerto de Valencia "revienta" su aforo e incumple todas las normativas de seguridad

Tanto el local como los asistentes incumplieron la normativa para continuar la fiesta
Una de las imágenes que presentaba el local valenciano la tarde del pasado domingo
Una de las imágenes que presentaba el local valenciano la tarde del pasado domingo

Con la llegada del mes de julio muchas de las fiestas populares como San Fermín -Pamplona- o las Fiestas del Angel - Teruel-, así como muchos de los festivales previstos, se han visto cancelados a causa del Covid-19. 

Por otro lado, los locales de ocio tienen que seguir unas estrictas normas para garantizar la seguridad de los clientes, entre esas normas se encuentra, mantener la distancia entre unas mesas y otras o el uso de las mascarillas cuando no pueda darse esa distancia entre las personas. Medidas que afectan al aforo y por tanto al bolsillo de los propietarios de los locales, que ven como las ganancias de este año estarán muy por debajo de lo habitual. 

La pasada tarde de domingo 12 de julio, un local situado en el puerto de Valencia conocido como Marina Beach decidió organizar una fiesta contando con la música de un conocido Dj que atrajo la atención de muchas personas. 

El local decidió anunciar días antes en las redes sociales la presencia de este Dj -conocido como Dj Wade- garantizando que se cumplirían todas las medidas de seguridad necesarias. En la zona Vip, las mesas y sillones estarían separadas para evitar el contacto con otras mesas. En la pista de baile estaría limitado con unos cuadrados para evitar el contacto o las aglomeraciones. Además en la publicación de promoción de la fiesta del domingo pasado se podía leer:"#CumplelasNormas Todos sabemos de sobra que -emoji con mascarilla- salva muchas vidas, piensa que puede ser la tuya o la de tu familia. Hazlo fácil y póntela. Nadie es inmune a este enfermedad, tú tampoco."

Nada más lejos de la realidad, a pesar de las advertencias y la obligación de cumplir la normativa, este local decidió hacer la vista gorda y llenar su aforo sin establecer esas medidas de seguridad que tanto había anunciado. 

En imágenes que compartieron muchos de los asistentes a la fiesta en redes sociales, se podía ver la cantidad de gente que había y que no existía en ningún momento esa distancia social por no mencionar que ningún o casi ningún asistente llevaba puesta la mascarilla, algo que no preocupó al local ni a los asistentes  que continuaron la fiesta durante bien entrada la noche.

Muchos usuarios de las redes sociales se escandalizaron al ver las imágenes que se mostraban del local, tachando de irresponsables a los dueños y a los clientes y denunciando este tipo de fiestas sin ningún control o presencia policial. 

Comentarios