miércoles. 17.08.2022

La madre de la niña Carolina grabó un vídeo "de despedida"

La investigación policial concluye que "el plan era de ambas y ambas lo llevaron adelante conjuntamente"

Archivo - El coche de la funeraria sale con el cadáver de la niña de cinco años aparecida muerta en el hotel Los Bracos de Logroño - EUROPA PRESS - Archivo
Archivo - El coche de la funeraria sale con el cadáver de la niña de cinco años aparecida muerta en el hotel Los Bracos de Logroño - EUROPA PRESS - Archivo

La declaración de un investigador ha desvelado hoy, en el juicio contra A.U, que se enfrenta a un delito de asesinato tras la muerte de su hija el 26 de enero del 2020, que la acusada grabó un vídeo "de despedida" con la niña en el que le pedía palabras para sus familiares.

En la quinta sesión del juicio, por jurado popular, contra A.U, han tomado relevancia las pesquisas de las investigaciones, una vez que el hermano de la acusada entregó las cartas "de despedida" que encontró en casa junto a los teléfonos móviles.

"El contenido de las cartas está muy claro, de despedida, hablan abiertamente de suicidio y queda claro que se van a llevar a la niña con ella", ha explicado el investigador, en referencia tanto a la acusada como a la madre de ésta, y abuela de la niña.

Con las cartas en posesión de la policía, se detiene a A.U como "responsable" del asesinato y llama la atención de los agentes que, cuando le están leyendo sus derechos, ella dice: "No me sorprende".

Otro hecho que ha destacado el agente es que el padre de la acusada relata cómo su mujer y su hija tenían "una relación muy estrecha, como si fuesen siamesas". Sobre lo sucedido, le dice a la policía que cree que es "un plan" de ambas y que, "de ser así, su mujer, posteriormente, se habría tirado al Ebro".

Esto hace a la policía buscar en el río y, efectivamente, encuentran el cuerpo sin vida de la abuela de Carolina. Además, en el visionado de las imágenes de un establecimiento se le ve tomar una consumición el domingo 26 a las seis y media de la tarde y, posteriormente, ir hacia el Ebro.

En los vídeos se le ve entrar a las tres en el hotel a las 8:15 de la mañana del domingo 26 (aunque habían reservado en el hotel también la noche anterior). La reserva se hizo con el móvil de la acusada.

A las cinco y cuarto de la tarde se ve a la abuela saliendo del hotel. La niña habría muerto entre la una y las siete de la tarde y, para los investigadores, esto "abre la posibilidad a que cualquiera de las dos podría haber cometido el asesinato".

El lunes 27, a las siete y cuarto de la mañana, se le ve a la acusada salir del hotel para regresar una hora más tarde y, el seguimiento de las cámaras de los locales, permite concluir que cogió el coche y lo volvió a aparcar.

Por otro lado, el investigador ha contado cómo, cuando le cuentan a la acusada que han encontrado el cuerpo sin vida de su madre, estando ella ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital San Pedro, de forma "espontánea" y sin que se dijese que se le va a tomar declaración ni se le haga pregunta, se desató en un boca un relato de los hechos.

"Lo que nos dice es que lleva mucho tiempo pasándolo mal por la relación con su expareja; que con el régimen de custodia esa situación va a peor, desembocando en la idea de quitarse la vida, y que ese hecho viene de lejos, así, se lo comentó a su madre en 2019 pero había pasado el tiempo sin ir a más", ha relatado el policía.

La acusada continúa su relato indicando que, en esa situación, es cuando a su madre le estafan y, al ver que no lo va a solucionar, toma, también, la decisión de quitarse la vida. Añade que a la niña "siempre pensó en llevarla con ella porque el futuro que le iba a dar su padre y la pareja no era bueno".

De este modo, prosigue, ambas tomaron la decisión, que se concretó en el fin de semana del 25 y 26 de enero, y que decidieron que sería la abuela la que mataría a la niña, y que, posteriormente, le ayudaría a suicidarse a la acusada y luego se quitaría la vida.

A.U les cuenta que no quiso ver cómo acababan con la vida de la niña y se metió en el baño. Cuando salió, la niña no respiraba y su madre le ayudó a cortarse las venas. El policía ha aseverado: "No sabemos lo que pasó dentro de la habitación pero es evidente que podría haber sucedido como lo relató".

En cuanto al tiempo que salió del hotel, el Policía ha dicho: "Yo creo que se despierta en la bañera y la intención es buscar a su madre".

HASTA 29 VÍDEOS

La acusada grabó, entre el 23 y el 25 de enero, 29 videos, pero la mayoría los borró. De los cinco que dejó, hay uno en el que aparece con la niña Carolina: "Este último es de despedida para sus familiares, le va preguntando a la niña que diga algo de ellos", ha explicado el investigador.

Todo esto, junto al hecho de que, en el teléfono de ambas, hay búsquedas de venenos, matarratas, cortarse las venas y asfixia en niños mayores de un año (esta última del 23 de enero) "confirman" para los investigadores que "el plan era de ambas y ambas lo llevaron adelante conjuntamente".

Algo, ha añadido el policía, que se hizo con "previsión" dedicándole "tiempo". "Todo es un cúmulo de circunstancias", ha entendido, que hacen pensar que la acusada "participa activamente en ello".

La madre de la niña Carolina grabó un vídeo "de despedida"
Comentarios