jueves. 29.02.2024

La ciudadanía ha acudido en masa para solicitar el nuevo abono gratuito de Renfe para los trenes de Cercanías y Media Distancia en su primer día de adquisición, pese a que se pueden conseguir en cualquier momento durante la validez de la medida, que se extenderá desde el 1 de septiembre hasta final del año.

En total, se calcula que en la primera jornada lo han pedido hasta 85 pasajeros por minuto, lo que ha provocado que en algunas estaciones se haya producido un auténtico aluvión de consultas, con largas colas de gente esperando para realizar su solicitud.

Este abono gratuito, válido a partir del arranque de septiembre, en el caso de la Media Distancia no se puede conseguir de manera telemática, que solo se podrá adquirir en la taquilla o en las máquinas de autoventa.

Además, en lo que afecta al AVE, los títulos multiviaje de alta velocidad contarán con un 50% de descuento, y en el caso de los nuevos bonos de Avant el periodo de uso será de un mes más, hasta el 31 de enero de 2023.

Renfe refuerza el personal de atención al cliente

Estas nuevas ventajas, que han colapsado algunas de las estaciones, han motivado a que Renfe tenga que reforzar el personal de atención en cliente ante la entrada en vigor de la medida. Para ello, han contratado 851 nuevos trabajadores, que también cubrirán el llamado ‘call center’ para atender las llamadas masivas que también se están produciendo.

Dichos trabajadores, que contarán con un contrato eventual de dos meses, aunque prorrogable en función de las necesidades de la compañía, se encuentran en pleno proceso formativo y ya se han comenzado a incorporar a las estaciones para tenerlo "todo a punto" de cara al 1 de septiembre.

De pagar 170 euros por un bono a pagar 20 euros

Quienes ya han conseguido su bono gratuito lo exhiben tan felices. “La diferencia es que de un bono que pagaba 170 euros ahora son 20”, señala un viajero, en referencia a la fianza de 20 euros que hay que depositar para los abonos de Media Distancia Convencional, frente a los 10 que se pide para el abono de Cercanías y Rodalíes; unas fianzas que se devolverán si se llega al mínimo de 16 viajes en los cuatro meses en que durará la medida, si no la prorroga el Gobierno para que tenga todavía más duración.

Para la mayoría, la espera merece la pena, porque el ahorro es muy grande. “A mí cada viaje me sale a 15 euros y el bono, si al final no hago los 16 viajes, me sale a 20”, explica un pasajero a Informativos Telecinco.

En Galicia, con todo el eje atlántico considerado Media Distancia, por lo que solo se puede conseguir el abono de forma presencial, se han producido enormes colas, pero la espera, recalcan, merece la pena.

El de Cercanías, por su parte, se puede adquirir por vía telemática, pero en su primera jornada las peticiones han llegado a colapsar la aplicación, poniendo también a prueba la paciencia de los usuarios en esta tarea.

Locura por el abono Renfe: 85 solicitudes por minuto el primer día