jueves. 30.05.2024

La proposición de Ley de Amnistía no ha superado la mayoría absoluta que necesitaba para aprobarse en el Pleno del Congreso, ya que Junts ha cumplido su amenaza de descolgare, y su texto se remitirá a la Comisión de Justicia para reabrir la negociación y presentar otro texto en el hemiciclo en el plazo de un mes.

El Pleno del Congreso ha votado primero el dictamen de la Ley de Amnistía, para lo que no se necesitaba mayoría absoluta, y ha sido aprobado con 177 votos a favor, también los de Junts, frente a 172 en contra. En concreto, han votado a favor los diputados de PSOE, Sumar, ERC, Junts, Bidu, PNV, Podemos y BNG frente al 'no' de PP, Vox, UPN y CC. 

Pero al tener rango orgánico se necesitaba una segunda votación que exigía un mínimo de 176 votos, y ahí ha sido donde Junts ha optado por el No, rebajando los apoyos a 171 diputados, incluso por debajo de los 179 votos de la oposición.

Al no llegar a ese listón mínimo de los 176 votos, la ley no se ha dado por aprobada y, conforme al artículo 131 del reglamento del Congreso, el dictamen se remitirá a la Comisión de Justicia para que, en el plazo de un mes, redacte un nuevo texto que habrá de someterse a una nueva votación en el hemiciclo.

No hay muchos precedentes de esta situación y el Congreso deberá aclarar qué enmiendas de las presentadas en enero se van a poder seguir defendiendo en la comisión. No obstante, siempre habrá opción a pactar enmiendas transaccionales que, a diferencia de lo que ocurre en el Pleno del Congreso, su votación no necesitará el visto bueno de todos los demás grupos.

La ley de amnistía no suma votos necesarios para su aprobación en el Congreso