lunes 24/1/22

La lava de las diferentes coladas del volcán de La Palma ha transcurrido en las últimas horas por el interior de las mismas sin afectar a nuevo terreno, principalmente discurriendo en tubos lávicos aunque también en superficie.

Así lo ha indicado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, durante una rueda de prensa junto a la vulcanóloga del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen López, tras la celebración este miércoles del comité científico.

"La energía discurre por el interior de las coladas, por la parte central, dirigiéndose hacia el oeste y cargando hacia la colada número nueve, que es la mayor energía que se aporta desde los centros de emisión", expuso.

Se refirió aquí a la colada once, que produjo en los últimos días nuevas afecciones importantes en número de viviendas, "pero la mayor parte se proyecta a través de tubos lávicos, aunque también en superficie, sobre la colada nueve, que ha aumentado ligeramente hacia el sur su posición geográfica".

Por su parte, López expuso que desde el foco efusivo situado en el oeste del cono principal la lava sigue discurriendo por un tubo volcánico que tiene varios jameos y del que parten dos coladas que se desplazan hacia el oeste sobre coladas anteriores.

Mientras, la disposición esperada de la nube de cenizas supone un escenario favorable para la operatividad aeronáutica, a excepción de la primera mitad del día de hoy.

La sismicidad a profundidades intermedias sigue baja en las últimas 24 horas localizándose en las mismas zonas y el número de sismos a profundidades superiores a 20 kilómetros sigue en valores muy bajos.

UN TOTAL DE 555 PERSONAS ALBERGADAS

Morcuende, por su parte, señaló que el número de personas albergadas en hoteles es de 555, dos menos que el día anterior. De ellas, 411 se encuentran en Fuencaliente, 69 en Los Llanos de Aridane y 75 en Breña Baja.

De igual modo, se mantiene en 43 el número de personas dependientes alojadas en centros sociosanitarios.

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se estiman en 1.184 hectáreas. La superficie total de los deltas lávicos sigue en unas 48,03 hectáreas y la distancia máxima entre coladas exteriores es de 3.350 metros.

CASI 1.630 CONSTRUCCIONES DESTRUIDAS O DAÑADAS

En lo que a las construcciones destruidas o dañadas se refiere, según los datos facilitados por el Catastro ascienden a 1.628 edificaciones, 66 más que el último dato.

De ellas, 1.304 son de uso residencial, 179 agrícola, 74 industrial, 40 de ocio y hostelería, 15 de uso público y 16 de otros usos.

Finalmente, se calcula que la superficie de cultivos afectada alcanza en estos momentos las 359,82 hectáreas, 9,43 más que el último registro, de las que 224,81 hectáreas corresponden a cultivos de plataneras, 62,34 a viñedos y 27,33 a aguacateros.

La lava continúa transcurriendo por el interior de las coladas existentes
Comentarios