martes. 16.08.2022

Los tres tipos de hogares con más riesgo de pobreza en España son aquellos encabezados por madres solteras, personas migrantes y los que reúnen a abuelos, padres y nietos en el mismo núcleo, según un informe de Save the Children publicado este miércoles que identifica en qué tipo de familias viven los 2,1 millones de niños pobres que hay en España.

La tasa española de pobreza infantil es la segunda más alta de la Unión Europea por detrás de Rumanía con un 28,3% de menores en riesgo. Estos niños y niñas viven en hogares especialmente vulnerables, como aquellos que juntan a abuelos y nietos, las familias monomarentales, los migrantes o aquellas familias precarizadas de las grandes ciudades.

“Nuestro país invierte un 40% menos que la media europea en infancia; la pobreza infantil se puede erradicar, existen los recursos humanos, técnicos y económicos. Sólo hacen falta inversiones decididas y efectividad en las políticas”, declaró el director general de Save the Children en España, Andrés Conde.

Es el sexto informe de la ONG que trata de diagnosticar la pobreza infantil. Entre sus resultados se arroja que hay 688.058 hogares pobres en los que viven niños con sus padres y abuelos. Esta forma de familia se da “para poder afrontar mejor los gastos y para organizarse para el cuidado”, dijo Gabriela Jorquera, autora del estudio.

Otra de las formas de familia más vulnerables para los niños y niñas son las monomarentales. En España existen 56.019 madres solteras que son pobres, de las cuales algo más de la mitad se encuentran en situación de pobreza severa. Estas madres se caracterizan por tener bajos estudios; de hecho, el 76,6% no ha superado el equivalente a tercero de la ESO.

“Las madres solas necesitan una protección especial; hay una necesidad de definir con un concepto único qué es una familia monomarental que proteja a estas familias y acreditarlas como tal”, reivindicó la directora de Políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo.

Tal es la situación de las madres solteras que tres de cada diez no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada, lo que se conoce como pobreza energética. Además, el 90% de ellas no pueden afrontar gastos imprevistos como renovar un electrodoméstico que se rompe o comprar unas gafas nuevas a sus hijos.

Otro de los perfiles de hogares con más vulnerabilidad son las familias migrantes con niños. Hay 85.276 hogares pobres en esta situación, pese a que el 45,9% de ellos están encabezados por trabajadores con estudios superiores y que en la práctica totalidad de los casos trabajan a tiempo completo. De ellos, el 38,9% no pueden afrontar gastos imprevistos y el 33,4% tiene retrasos a la hora de pagar las facturas.

Los únicos tipos de hogares que viven sin ahogos económicos son las clases medias (casi cuatro millones de hogares) y los de clase media alta (300.897). “La pobreza no es un problema temporal, no se resuelve con el paso del tiempo. El 80% de los niños pobres serán adultos pobres”, dijo el director de Save the Children.

“Nuestro sistema educativo no tiene capacidad de generar promoción social como sí lo hubo en el pasado”, agregó Andrés Conde, ya que “nacer en un hogar de pobreza es una condena de por vida”. Por ello, la ONG pide aumentar la prestación por hijo a cargo a 100 euros mensuales, pues actualmente esta ayuda es de apenas 29 euros y, en los casos más extremos, de 49. Por tanto, reclamó que España se adecúe a la media de inversión europea en Infancia, que es del 2,4% del PIB, cuando este país tan sólo dedica el 1,2%.

Las madres solteras, migrantes y familias con abuelos, hogares con mayor riesgo de...
Comentarios