viernes. 09.12.2022

Iria es una joven de 17 años que estudia Fabricación y Montaje en la Universidad Laboral de Culleredo, A Coruña. Forma parte de una clase de 20 alumnos, en la que 19 de ellos son chicos. En un principio no pensó que le pudiera acarrear problemas para encontrar prácticas, pero la realidad es que sí. Es la mejor de su curso, pese a ello, ha sido rechazada en varias empresas por no contar con "vestuarios femeninos". 

Iria es una joven de 17 años con gran pasión por el mundo de la soldadura. Forma parte de una clase en la que son 20 alumnos, 19 chicos y ella, pese a ser la mejor de su aula no pudo elegir la empresa. Tras este suceso, Iria no dudó en manifestarse y denunciar a través de las redes sociales su descontento y enfado, coincidiendo con un día después del 8M, Día Internacional de la Mujer.

Su Universidad se ha puesto manos a la obra para garantizar que una de sus mejores estudiantes tenga acceso a prácticas como el resto de sus compañeros. Después de llamar a varias empresas, consiguieron prácticas a la joven, en las que sí dispondría de vestuarios femeninos. No ha conseguido ropa de su talla, pero su abuela le ha arreglado el mono de trabajo. Además usa cartones para sujetar la máscara, que le queda excesivamente grande y dos números más en las botas de seguridad, ya que no ha encontrado calzado de su número.

 

Iria, la mejor soldadora de su clase y mujer: Las empresas no la aceptan en prácticas
Comentarios