viernes. 23.02.2024

La Guardia Civil, en la denominada operación 'Techonegro', ha investigado al conductor de un turismo que circulaba en sentido totalmente contrario por la Autovía EX-A1, para imputarle con un delito de conducción temeraria y otro por carecer de permiso de conducción.

De la misma manera que se investiga al conductor que ha perpetrado dichas actitudes ilegales, se ha comenzado una investigación para conocer la identidad del titular del vehículo y del copiloto, como colaboradores del delito, además de una mujer más, por delito de falsedad documental.

Los hechos tuvieron lugar el pasado mes de diciembre de 2022, cuando los agentes se encontraban realizando un dispositivo de seguridad vial en la autovía EX-A1, y un turismo era detectado por un radar, circulando a la velocidad de 170 km/h, en un tramo de vía en el que la velocidad máxima permitida es 120 km/h.

El investigado al percatarse de la presencia de los agentes en la vía, "cambió bruscamente el sentido de circulación en la misma calzada, comenzando a circular en sentido contrario". En ese momento los agentes establecieron un dispositivo para tratar de detenerlo pero el conductor abandonó la vía por algún lugar indeterminado.

El kamikaze fue grabado por otro conductor

Fue otro usuario quien grabó las temerarias imágenes del conductor kamikaze corriendo a toda velocidad en sentido contrario de la autovía, gracias a una cámara que tenía su vehículo. La colaboración de este usuario ha sido crucial para el esclarecimiento del delito y del perpetrador del crimen. 

Los agentes utilizaron la grabación para identificar en un primer momento al vehículo y continuaron la investigación hasta llegar a averiguar la identidad de la persona que lo conducía.

El conductor era un preso que estaba de permiso

Los investigadores identificaron al supuesto conductor, un varón de 36 años, que en la fecha de comisión del hecho delictivo se encontraba disfrutando de un permiso de fin de semana, por hallarse cumpliendo una pena en el Centro Penitenciario de Cáceres. Además, esta persona carecía de permiso de conducir, por lo que se le ha atribuido otro delito de conducción por carecer del mismo.

Asimismo, el titular del vehículo también ha sido puesto a disposición judicial como cooperador necesario en el delito de conducción sin permiso, atribuido al conductor, ya que en el momento de los hechos era el copiloto.

Investigan a un kamikaze sin carnet que conducía a 170 km/h por Cáceres