jueves. 18.04.2024

La Guardia Civil ha investigado a un hombre de 29 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito relativo a la protección de los animales domésticos, al descubrir que "estaba dejando morir de hambre y de sed a su perro" en una terraza de la barriada de Torrecuevas de Almuñécar, en la costa de Granada.

Según ha informado el instituto armado en una nota de prensa, el testigo alertó a la Guardia Civil de que llevaba viendo a un perro "en unas condiciones lamentables desde hacía varias semanas en la terraza de una vivienda de esa barriada".

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril acudió al domicilio donde estaba el perro y comprobó que se trataba de un can de la raza American Staffordshire Terrier "extremadamente delgado, que se movía entre basura y excrementos, sin comida ni agua, y al que se le estaba cayendo el pelo de los cuartos traseros y de la cola". Los agentes comprobaron además que el animal "carecía del preceptivo microchip identificativo".

Los agentes del Seprona se pusieron en contacto con la asociación protectora de animales SOS Animales de Salobreña, y esta se hizo cargo de la custodia y el cuidado del animal. Más tarde, la Guardia Civil localizó al propietario del perro, que ha sido puesto a disposición judicial.

Investigan a un joven por "estar dejando morir de hambre y sed a su perro" en Almuñécar...