domingo. 03.03.2024

La infanta Elena ha acompañado, en la jornada de este sábado, a su padre Juan Carlos I en su segundo día de navegación por la ría de Pontevedra y el primero de la regata XXIV Trofeo Hotel Carlos I Silgar para embarcaciones de clase 6m que además, es la quinta puntuable para el V Circuito Liga Española de este tipo de barcos.

El rey emérito ha salido, minutos antes de las 12,00 horas, de casa de su amigo personal y regatista Pedro Campos, en la que se aloja, como de costumbre, durante sus visitas a Galicia.

Así, a medida que el coche ha entrado en el espigón, el emérito, situado en el asiento del copiloto, ha saludado a las decenas de personas y medios de comunicación que allí se han agolpado.

Con todo, la sorpresa ha saltado cuando al bajar del coche de Campos, ya en el club náutico, también estaba presente su hija, la infanta Elena.

De esta forma, el exmonarca ha bajado del coche vestido con ropa náutica --pantalón negro, polo blanco de manga larga, chaleco, gafas y gorra-- al igual que su hija y el resto de la tripulación del 'Bribón'. A continuación, ha descendido, con la ayuda de un asistente y agarrado a la barandilla pero sin bastón, las escaleras que dan al pantalán.

Una vez en el embarcadero, apoyado en su bastón, ha saludado a la tripulación y su hija le ha sacado una foto con ellos. Posteriormente, han posado todos juntos, incluida la infanta Elena.

Así las cosas, el emérito se ha subido abordo del 'Bribón' lo que ha despejado todas las dudas de si este sábado saldría a competir en el o lo haría en la lancha semirrígida auxiliar 'Cristina'.

LA INFANTA Y EL EXMONARCA ABANDONAN JUNTOS EL NÁUTICO 

Desde el espigón se han escuchado aplausos y gritos de '¡viva el rey!' y el sentado en el lado de estribor el exmonarca ha saludado a las decenas de personas y medios de comunicación que se han agolpado desde primera hora de la mañana en el espigón.

Por su parte, la infanta Elena se ha subido en la lancha 'Cristina', desde la que ha acompañado durante toda la navegación a su padre, y ha saludado.

De esta forma, minutos después de las 13,00 horas el 'Bribón' ha soltado amarras y la embarcación 'Cristina' ha atado el velero del emérito por la parte de proa hasta que ha salido del náutico. En ese momento lo ha soltado y ha izado velas.

Tras casi cuatro horas de navegación, a las 17,00 horas, han vuelto a puerto y al doblar para atracar al pantalán la gente ha empezado a aplaudir.

Así, Juan Carlos I ha bajado al embarcadero y ha subido las escaleras para dirigirse al coche de Pedro Campos. El exmonarca ha entrado en el Volvo por la puerta del copiloto mientras que su hija ha hecho lo propio por la puerta de detrás del piloto.

A continuación, pasadas las 17,20 horas, han abandonado el puerto deportivo y han saludado, de nuevo, a la gente. Con todo, el coche, antes de dirigirse a casa de Campos, ha detenido su marcha a la entrada del Real Club Náutico de Sanxenxo donde el rey emérito ha hablado con una compañera de regatas la armadora del velero Titia, Alicia Freire.

LA REGATA

Esta jornada de vela la primera posición se la ha llevado la embarcación 'Alibaba II' patroneado, el segundo puesto ha sido para el 'Bribón' de don Juan Carlos I, y el tercero lo ha ocupado el velero 'Aida'.

Así las cosas, la regata ha comenzado a las 14,30 horas y a las 12,30 horas había una reunión de patrones a la que el exmonarca no ha asistido.

En lo que respecta a este domingo, último día de regata, está previsto que la prueba, en la que previsiblemente competirá Juan Carlos I, comience a las 14,00 horas.

La infanta Elena acompaña a Juan Carlos I en su segundo día de navegación por la ría de...