domingo 9/5/21

La imagen de España es mejor en el extranjero que entre sus propios ciudadanos por la gestión del Covid-19

Así se presenta en el informe del Real Instituto Elcano
Gente paseando por Calle Conde de Gondomar / Pilar Gázquez.
Gente paseando por Calle Conde de Gondomar / Pilar Gázquez.

El barómetro sobre la imagen de España presentado este jueves por el Real Instituto Elcano refleja que el país obtiene una mejor imagen en el extranjero que entre sus propios ciudadanos respecto a la labor que ha desempeñado el Gobierno en el combate a la pandemia de covid-19.

Los resultados de la novena oleada del barómetro, que se acaban de conocer, señalan que, entre los países consultados España obtiene una nota de 5,9 puntos sobre 10 en este aspecto, solamente por detrás de Alemania (6,5) y con una nota superior que Rusia, China, Reino Unido y Estados Unidos, que es el único que suspende en la gestión de la pandemia, con un 4,2. Así, la directora del Observatorio de Imagen España del Real Instituto Elcano Carmen González, que está a cargo del estudio ha señalado que España no ha sufrido "un deterioro" de su "imagen internacional" por la gestión de la pandemia.

El barómetro se ha llevado a cabo en base a un total de 4.400 cuestionarios realizados a 400 ciudadanos de: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Portugal, Países Bajos, Estados Unidos, China, India, Corea del Sur y también España, donde únicamente han respondido a preguntas sobre autoestima de los españoles. Las entrevistas se hicieron entre el 27 de enero y el 1 de febrero de 2021.

En este sentido, al preguntar a los españoles sobre la valoración de la actuación del Gobierno en el combate a la pandemia, el resultado baja hasta el suspenso (4,8), aunque el informe apunta que esa nota es "poco representativa" ya que esconde una "gran dispersión interna" de las valoraciones y se explica por el "descenso de la autoestima" de los españoles producida por la "crisis económica actual" que hace que se valoren a sí mismos "por debajo" de lo que son valorados "fuera" como "ya ocurrió" en el periodo de "la crisis anterior", según señala González.

Sobre la autoestima española el barómetro detalla que dentro de España han encontrado una imagen "mucho más negativa sobre sí misma", en la que elementos como la "corrupción", la "debilidad" y la "pobreza" ocupan puestos muy altos, en "clara oposición" a los rasgos con que España es percibida fuera de sus fronteras. Por ejemplo, el 64% de los españoles definen al país como corrupto frente al 27% de los europeos que opinan eso sobre España; más de la mitad, un 52% ven a España débil (25% de los europeos), y un 62% la consideran pobre (43% de los europeos). Otro rasgo preocupante es el alto porcentaje (41%) que define a España como un país ocioso, en lugar de trabajador, muy por encima de la media europea (25%).

Desciende la valoración general de España

El estudio refleja también un descenso en la valoración general que los ciudadanos hacen de los países ajenos, incluido España, a la que los europeos le ponen una nota de 6,3 mientras que en la anterior ola de resultados del barómetro, realizado en 2018, alcanzaba un 7,1. Sin embargo, España mantiene su posición relativa en segundo lugar, por detrás de Alemania superando a Italia, Francia y Reino Unido.

Los aspectos más valorados de España por los extranjeros son su calidad como destino turístico (7,8) y la comida (7,3) mientras que la vida política (6,2) y que sea un buen país para invertir (6,0) obtienen la peor puntuación. En el conjunto de la muestra España aparece como un país religioso y tradicional, democrático, fuerte, pacífico, trabajador, tolerante, honesto, solidario, que inspira confianza, más rico que pobre y más urbano que rural.

Entre los europeos España obtiene mejor valoración en Italia y Portugal, que la identifican con más frecuencia como rico, democrático y moderno. Por el contrario, Países Bajos es el que peor imagen de España tiene en Europa occidental, en "gran contraste" con la imagen "idílica" que los españoles tienen de ellos.

Política exterior contra el cambio climático

España coincide con la media de los demás países encuestados en considerar la lucha contra el cambio climático como el objetivo más urgente para la política exterior. En España le sigue de cerca el objetivo de la ayuda al desarrollo, que ha aumentado "notablemente" su apoyo posiblemente por el "alto número de llegadas de inmigrantes irregulares" a las islas Canarias en el periodo que se hizo la encuesta, dada la "conexión" que la "opinión pública" española realiza entre la ayuda al desarrollo y la "contención" de la inmigración irregular.

En este punto el informe aclara que el cuestionario no ofrecía como posible respuesta la lucha contra la covid-19 que "sin duda" habría ocupado el "primer lugar" en esta edición de la encuesta y se ha hecho así para evitar este fenómeno coyuntural y poder comparar los resultados con ediciones anteriores del barómetro.

Más autonomía respecto a los gigantes tecnológicos

El barómetro de Elcano también preguntaba a los ciudadanos de la Unión Europea sobre sus preferencias ante propuestas de mayor autonomía de la UE para depender menos de otras potencias y los resultados han señalado que el objetivo más urgente es incrementar la autonomía digital respecto a las grandes empresas digitales, todas de Estados Unidos. Esto se considera más urgente que aumentar la autonomía económica comercial respecto a China y autonomía de defensa frente a Estados Unidos, que aparece en tercer lugar. A España es al país al que menos le preocupa este último punto (11%), respecto a la media de los países 18%, algo que según González muestra una "escasa conciencia" respecto a posibles amenazas militares.

Finalmente, el estudio refleja una fuerte aversión a las inversiones chinas a nivel global. Es la opción más destacada al preguntar qué país preferiría que no invirtiese en el propio mientras que las inversiones de fondos de capital procedentes de Estados Unidos y Alemania siguen siendo las favoritas. Las inversiones españolas ocupan el último lugar en ambas listas: pocos las prefieren, pero pocos se oponen a ellas.

Comentarios