viernes. 30.09.2022

Carla (nombre ficticio) es una de las víctimas menores de edad que pertenece a la operación Sana. Esta operación, que está siendo investigada, está formada por una red de traficantes de drogas que utilizan a menores de edad para prostituirlas y para vender droga, a modo de mensajeros. 

Carla es una de las víctimas de esta red. A los 13 años fue intervenida por la Administración, quien se hizo cargo de ella. Sin embargo, la menor siempre se fugaba para volver con su padre, una de las cabecillas de esta operación. El padre de la joven la prostituía para conseguir dinero para drogarse, como se ha descubierto en la investigación. 

A la joven se la encontró gracias a la denuncia de una persona cercana a la familia que habría aportado unas grabaciones de la madre de la menor en la que hablaba abiertamente de las situación de su hija Carla. “Me regaló cinco euros y me dijo: toma mamá estos cinco euros para ti. Ahora me voy donde mi padre porque está malo. Tengo que darle diez euros a quitarle el mono”, se escuchaba a la madre explicar en las grabaciones. 

Carla estaba viviendo en un piso en una de las zonas más peligrosas de la Comunidad de Madrid, junto a miembros de la operación Sana que vendían estupefacientes en la propia vivienda. La menor fue encontrada en este piso por la Policía y intentó mentir para no ser identificada. Sin embargo, su intento fue fallido y ha sido identificada. 

Una menor prostituida para pagar droga a su padre: "Tengo que darle 10 euros para...
Comentarios