miércoles 4/8/21

Condenan a un Hospital de Burgos por la muerte de un bebé: Tardaron 7 horas en practicarle una cesárea

EPXoPArX0AEeYuO
Hospital Recoletas

Un juzgado condena al hospital Recoletas de Burgos por la "incorrecta asistencia recibida" en relación con el parto vaginal de una mujer, que se complicó y tardaron siete horas en tomar la decisión de hacerle una cesárea. El bebé murió poco después por las complicaciones del parto.

La aseguradora del Hospital deberá indemnizar ahora con 44.059 euros a la familia de un recién nacido, que falleció por no recibir la atención adecuada, según la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº68 de Madrid.

El juzgado ha tenido en cuenta parcialmente la demanda interpuesta por los servicios jurídicos de la Asociación El Defensor del Paciente, que han llevado el caso.

La paciente, que ingresó el 31 de octubre de 2017 en el Hospital Recoletas Burgos para dar a luz, tenía 42 años y se le aplicó anestesia epidural para un parto convencional. Sin embargo, siete horas después se decidió practicarle una cesárea y nació un niño que se trasladó a reanimación, aunque quedó sin respiración y sin ser intubado. El recién nacido falleció menos de dos horas después, una vez cesadas las maniobras de reanimación.

La sentencia afirma que la autopsia reveló que el recién nacido presentaba lesiones recientes en el cráneo y el encéfalo ocasionadas por la compresión de las contracciones en el canal de parto, lo que confirmó que la causa del fallecimiento fueron las propias complicaciones derivadas de un parto "excesiva e injustificadamente prolongado".

La asistencia recibida fue "inexplicable, inexplicada y absolutamente desproporcionada", por lo que "resulta absolutamente acreditada la incorrecta asistencia recibida, pues de un parto, que no apuntaba dificultad alguna, resultó finalmente el fallecimiento del bebé nacido", así concluye el Juzgado de Primera Instancia nº 68 de Madrid.

Comentarios