miércoles. 17.08.2022

Esther López: los restos de pintura no coinciden con el coche del principal sospechoso

El último informe emitido por la UCO parece trastocar la posición que tendría Óscar S.M. como sospechoso número 1 causante del fallecimiento de la joven 
Investigadores de la Guardia Civil en la cuneta donde encontraron el cadaver de Esther
Investigadores de la Guardia Civil en la cuneta donde encontraron el cadaver de Esther

La pintura azul hallada en el pantalón del cuerpo sin vida de Esther López de la Rosa no corresponden con la pintura del paragolpes delantero del vehículo de turismo del, hasta ahora, el principal sospechoso de su desaparición y muerte, Óscar S.M. 

Esto es lo que aprueba el último informe que la Unidad Central Operativa, la UCO, perteneciente a la Guardia Civil, ha puesto en manos de la juez que instruye la causa, Soledad Ortega, y que es el resultado del análisis efectuado por el Departamento de Química del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil tras cotejar y comprobar los restos de pintura localizados en el pantalón que vestía Esther la noche de lo sucedido. 

"No se ajusta en cuanto a sus características morfológicas, composición química y color con las partículas de color azul recuperadas del pantalón de la víctima”.

Es la Guardia Civil quien puso en el pico de la pirámide de sospechosos a Óscar S.M. tras aportar pruebas, como los restos de fibra de los calcetines de ella compatibles con restos en la matrícula del vehículo de él. O las relativas al geoposicionamiento de los teléfonos móviles de ambos y la supuesta manipulación del equipo de navegación de su coche, parecen ahora desmoronarse con el último informe remitido por la Guardia Civil a la instructora pues supondría casi volver a la casilla de salida. 

Este informe coincide con la orden judicial de paralizar el "pinchazo" telefónico que le estaba realizando la Guardia Civil al sospechoso, tras la falta de resultados relevantes para la investigación después de tres meses. 

Esther López: los restos de pintura no coinciden con el coche del principal sospechoso
Comentarios