martes 22/9/20

La Generalitat levanta el confinamiento en Lérida: “No es para relajarnos, pero sí para empezar a ver luz al final del túnel”

Las restricciones se han relajado también en otros seis municipios muy afectados por la pandemia

Gente paseando con mascarilla por Barcelona. RTVE
Gente paseando con mascarilla por Barcelona. RTVE

Este miércoles se ha levantado el confinamiento y las restricciones impuestas en algunas zonas de Lérida, así como en otros seis municipios afectados, según ha informado la consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés.

Entre ellos, los municipios que dejan atrás el duro confinamiento son Alcarràs, Aitona, La Granja de Escarpe, Seros, Soses y Torres de Segre, aunque desde la Generalitat se ha pedido a los ciudadanos que se mantengan las medidas preventivas ya que “No es para relajarnos, pero sí para empezar a ver luz al final del túnel”, ha explicado la consejera.

En la rueda de prensa se han repasado las medidas impuestas en el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (PROCICAT), donde se contempla que la actividad comercial no tiene que superar el 50% del aforo y respetando en todo momento las medidas de higiene, distancia y uso de la mascarilla.

A su vez, los actos religiosos se limitan a un aforo del 33% y los gimnasios, piscinas descubiertas y parques infantiles se reabrirán con una capacidad del 50%. La consejera de Salud ha recordado también que los encuentros no pueden ser de más de 10 personas, tanto en público como en privado.

Vergés ha comentado que en lo que respecta el ocio y la hostelería solo se podrán utilizar las terrazas “con un 50% de aforo y manteniendo la distancia entre mesas de dos metros y cerrando como muy tarde a las 12 ce la noche, siempre que sea posible será preferente el servicio a domicilio o pedidos para llevar”.

Estas medidas, ha explicado, son más estrictas en Lleida que en el área metropolitana de Barcelona por la situación epidemiológica y la Generalitat ha tomado esta decisión para ayudar a la restauración, buscando un equilibrio entre la economía del país y el control de la epidemia "Por el hecho de estar bien asistencialmente en toda Cataluña nos podemos ayudar, somos conscientes de que seguimos en rojo, intentamos dar aire a los sectores que sufren", ha dicho

Ha querido recalcar la situación en los hospitales donde tienen a 189 hospitalizados, y 23 en UCI, recordando que “Hemos querido dar un paso muy atrevido, estamos en zona roja en el Segriá, el impacto en el hospital es muy importante, damos este paso con confianza en que los ciudadanos sabrán entender que el paso es importante”, ha agregado Vergés.

La situación no es mejor que la que presentaban en marzo, cuando la cifra de ingresados llego a 232 y hace unos días el numero llegó a 203 personas ingresadas en el hospital.

Con ese argumento, ha afirmado que el impacto asistencial en Lérida es “muy fuerte”, y ha concretado que han derivado 40 pacientes de Lleida al Hospital Universitario Vall D´Hebron de Barcelona.