domingo. 14.07.2024

Las dificultades que golpean el país también afectan al sector agrario. Los altos costes de energía y de los piensos provocarán que los precios de la carne comiencen a incrementarse. Además, los ganaderos advierten que la falta de agua y las altas temperaturas también afectan a los animales con un menor crecimiento.

Los ganaderos alertan sobre la situación en la que se encuentran en estos últimos meses y las consecuencias que notarán los ciudadanos en los bolsillos si esto no mejora. La situación de sequía derivada por las altas temperaturas también afecta a los animales, quienes pierden el apetito decidiendo comer menos, por lo que la producción de carne y leche no será al 100%.

Por otro lado, sin agua los cultivos no crecen, y sin cultivos ni pasto la producción de los animales también sufre. Además, la falta de lluvias en la tierra provoca que el precio de los piensos tampoco pare de crecer. La preocupación de este sector sigue creciendo y alertan que si el calor sigue siendo tan extremo, se comenzará a notar en el precio final del producto.

Los ganaderos advierten de los peligros de la sequía y los costes de la energía