lunes 21/9/20

Fernando Simón, respecto a las restricciones de otros países a España: “Desde el punto de vista sanitario, mejor porque así hay menos probabilidades de que reintroduzcan el virus”

Fernando Simón | Comparecencia
Fernando Simón | Comparecencia

El epidemiólogo Fernando Simón volvió este lunes a sus comparecencias de prensa tras concluir un período de vacaciones y ante el incremento de casos de coronavirus debido a los nuevos brotes que se extiende por prácticamente toda la geografía nacional.

El máximo responsable del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) expuso su valoración de la situación y su perspectiva en cuanto a la evolución en las próximas semanas.

"Este coronavirus seguirá circulando como lo está haciendo ahora, contagiando allá donde pueda y se le deje. No lo hará en todo el territorio a la vez, sino que los brotes irán surgiendo en un territorio u otro, dependiendo del momento y las circunstancias (por ejemplo, la temporada de recogida de frutas o cereales), lo que obligará a las comunidades y a los ciudadanos a mantener la tensión durante largos meses porque, en cuanto se baje la guardia, el virus se expandirá".

Apuntó que a día de hoy los brotes que más preocupan son los de Cataluña y Aragón, ya que concentran el 60% de todos los casos existentes en España en este momento -este lunes se han declarado 855- aunque piensa que mañana surgirán y serán otros. . “La situación del país no es homogéna y no lo va a ser. Los brotes se irán moviendo”, afirmó.

"En Cataluña y Aragón  ya se han adoptado medidas tajantes, cuyo resultado se comprobará en los próximos días y más pronto que tarde terminarán controlando la situación", continuó Fernando Simón.

"Pero todas las comunidades tienen brotes (actualmente hay activos 361), la gran mayoría pequeños y controlados, pero que pueden descontrolarse si se baja la guardia, que es evidente que lo hemos hecho en las últimas tres semanas”.

Simón no piensa que estemos ante la segunda ola de la epidemia. “No creo que estemos en un panorama de descontrol. Lo que los datos apuntan es que la situación es heterogénea y que hay comunidades, como Catalunya, Aragón y Navarra, con una incidencia muy importante de casos, mientras que otras, como Canarias, Baleares, Extremadura o Murcia, con pocos casos".

Sobre Madrid afirmó que le llamaba la atención que el porcentaje de asintomáticos era menor que en el resto de España, quizá por un menor trabajo de detección precoz de los casos, pero que no podía afirmar. En cambio reconoció la permanente demanda de Madrid de que haya más vigilancia en el aeropuerto de Barajas ya que consideraban que es un coladero de casos.

Sin embargo, Simón, restó evidencia a esta percepción madrileña. "En una semana se ha detectado un centenar de casos importados (algunos, de inmigrantes en pateras) y en dos meses, 195 en 140 vuelos. Sí hay casos, pero no es un coladero ni mucho menos", indicó.

"Eso no implica que el Gobierno no esté estudiando poner nuevas medidas a los viajeros que proceden de países de riesgo, sobre todo de América (residentes en España, diplomáticos y trabajadores esenciales están autorizados), como realizarse una PCR antes de volar. Pero también hay casos procedentes de Alemania, Reino Unido o Francia".

Posteriormente, y en relación a Europa, el epidemiólogo afirmó que "España cree que habría que actuar de manera unificada, aunque algunos países como Bélgica y Reino Unido, hayan roto el consenso inicial".

Sobre la prohibición de viajar por parte de belgas o la cuarentena de los ingleses, fue tajante: “Desde el punto de vista sanitario, mejor porque así hay menos probabilidades de que reintroduzcan el virus”.

En otro orden de cosas afirmó ser partidario de limitar todo lo posible e incluso prohibi, las actividades del ocio nocturno, principal foco de expansión del virus en este momento, con los jóvenes como vectores principales de transmisión.

"Basta comprobar cómo ha bajado la edad de los nuevos contagios: de los 62 años de marzo, a los 47 de hace dos semanas y a los 41,5 actuales". Y advirtió  de la falta de concienciación de los jóvenes: "No aceptan las medidas de control establecidas y se niegan a hacer las cuarentenas".

Concluyó afirmando que "la pandemia de ahora no es comparable con la de marzo porque se detecta mucho más y mucho mejor. Pero ni las autoridades ni la ciudadanía se pueden relajar ni un segundo porque el virus está circulando por todos los territorios. Ese será el gran desafío de los próximos meses.

Comentarios