viernes 5/3/21

Matías, el sacerdote que consiguió ser rescatado de la explosión de Madrid: “Estoy atrapado en el quinto piso. Recen por mí”

La explosión se achaca a un escape de gas que, con consecuencias desastrosas, tumbó cuatro plantas de un edificio de la casa parroquial en la trasera de la iglesia de San Pedro el Real y acabó con la vida de cuatro personas: un sacerdote, un técnico de mantenimiento, y dos peatones. 
Sacerdote atrapado. TWITTER

La explosión de Madrid ha creado conmoción y no solo entre los vecinos del barrio, sino que también ha preocupado a los ciudadanos de toda España. 

Uno de los protagonistas de esta explosión fue Matias, un sacerdote que compartió cómo quedó su casa después del desastre. En el video cuenta que no sabe si le podrían rescatar. 

La explosión se achaca a un escape de gas que, con consecuencias desastrosas, tumbó cuatro plantas de un edificio de la casa parroquial en la trasera de la iglesia de San Pedro el Real y acabó con la vida de cuatro personas: un sacerdote, un técnico de mantenimiento, y dos peatones. 

Matías Ernesto Quintana salvó su vida de milagro. Este sacerdote paraguayo de 32 años, afincado en la capital, se encontraba en su vivienda ubicada en la quinta planta del edificio cuando se produjo una explosión de película, sólo un piso más arriba.

Otro de los afectados fue Ernesto Quintana, que no había vivido algo parecido nunca, menos aún durante los dos años que lleva en España estudiando en la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Aunque fue rescatado en buen estado, todavía se encuentra en estado de shock.

Los bomberos y técnicos del Ayuntamiento ya han comenzado las movilizaciones para sanear y desescombrar. 

Los bomberos han permanecido toda la noche en la zona del edificio de forma preventiva, y con las primeras luces del día se han reanudado las labores. Además, hay también técnicos de la compañía de gas colaborando en la revisión del edificio y analizando la situación para planificar los trabajos que se van a realizar a lo largo del día.

La decisión de demoler los restos del edifico aun es una incógnita.