martes 24/5/22

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPAMA) quiere promover la redacción de una normativa propia para los perros de caza y las rehalas que se adapte a sus circunstancias y a la actividad para las que son empleadas, dadas las "especificidades" que los "diferencian de los animales domésticos".

La intención del MAPAMA, recogida en la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, que sacará a consulta pública a partir de este miércoles 5 de enero y hasta el próximo 2 de febrero, choca con la voluntad del Ministerio de Derechos Sociales y para la Agenda 2030, de la cuota de Podemos y que dirige Ione Belarra, recogida en la futura Ley de Bienestar Animal.

Según las medidas adelantadas por este último departamento sobre la norma, que todavía no ha pasado por el Consejo de Ministros, el texto trata los perros de caza como cualquier otro can, es decir, quien tenga cinco deberá estar registrado como núcleo zoológico, si quiere criar como criador y deberá tener unas instalaciones adecuadas, entre otros aspectos. El cumplimiento de estos requisitos será controlado por las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Ahora, Agricultura plantea un tratamiento distinto para estos animales y además propone estudiar, a través de un Grupo de Trabajo, los requerimientos específicos de los perros de caza y las rehalas, analizando la posibilidad de definir unos criterios mínimos consensuados por todas las autoridades competentes.

Según el MAPAMA, el objetivo principal de la estrategia es fomentar una actividad cinegética sostenible, que permita el equilibrio entre la conservación de la biodiversidad, una gestión ecosistémica adecuada, el control de las poblaciones cinegéticas y la generación de riqueza en el medio rural. Así, asegura que para ello, está estructurada en una serie de objetivos, metas, medidas y acciones, que recopilan propuestas y recomendaciones elaboradas sobre la base de un "robusto trabajo técnico, apoyado en todo momento en las propuestas del mundo científico".

LA CAZA, "SECTOR ESTRATÉCIGO" EN ESPAÑA

"La actividad cinegética es un sector estratégico para nuestro país, debido a su importante papel en la gestión del hábitat, la protección de las especies, el control de enfermedades, y la generación de empleo y riqueza en el medio rural. El sector cinegético genera anualmente más de 6.500 millones de euros y 190.000 puestos de trabajo. Por eso, la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética pretende promover tanto la actividad cinegética sostenible, como dar a conocer sus beneficios", asegura Agricultura.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación inició en 2017, cuando aún gobernaba el PP, la elaboración de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, cumpliendo de esta forma un compromiso pendiente desde el año 2015.

El ministerio asegura que en su redacción ha contado con las aportaciones de las comunidades autónomas, los organismos científicos y las entidades más representativas del sector, que en general "han mostrado un amplio apoyo a su contenido".

Una vez que finalice el trámite de consulta pública y se terminen de realizar todos los requisitos preceptivos, el texto será sometido a la aprobación de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, para su posterior aplicación por parte de las comunidades autónomas, que son las competentes en esta materia. "Todo ello en aras de la armonización, mejora de la sostenibilidad y modernización de la gestión cinegética", concluye.

España apuesta por sacar los perros de caza de la Ley de Bienestar Animal de Podemos
Comentarios