viernes 18/9/20

Yolanda Díaz: "Que alarguemos e incentivemos el retraso en la edad de jubilación entorpece la introducción de los jóvenes al mercado laboral"

  • El mercado laboral español, afirma la ministra, está "envejecido", y alargar la vida laboral "no es el camino correcto". 
  • La titular de Trabajo aboga por limitar a seis meses el tiempo de paro que se garantizará a quienes agoten su prestación.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

No es un secreto que Unidas Podemos no está de acuerdo con la intención expresada hace unos días por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de incentivar el retraso de la edad de jubilación efectiva. Pero quien más claramente lo ha expresado ha sido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que este lunes aseguró que la idea de su compañero en el Consejo de Ministros "entorpece" la inclusión de los jóvenes en el mercado laboral. Díaz, además, concretó que quiere garantizar la prestación por desempleo a quienes la agoten por estar en un ERTE hasta un máximo de 180 días.

Así lo planteó la ministra este lunes en una entrevista en La Hora de la 1 con la que abrió una semana crucial para Trabajo, que aspira a conseguir un acuerdo estos días para prorrogar los ERTE por fuerza mayor derivados de la crisis del coronavirus. Después de que el jueves pasado Escrivá planteara la necesidad de alargar la edad de jubilación efectiva para acercarla a la legal y también se mostrara partidario de promover el alargamiento de la vida laboral de los trabajadores, Díaz puso sobre la mesa que este asunto será otro nuevo punto de fricción en la coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

"Que alarguemos e incentivemos el retraso en la edad de jubilación entorpece la introducción de los jóvenes al mercado laboral", señaló la ministra de Trabajo, que aseguró que "el mercado laboral español está envejecido" y "necesita renovación". "Y penalizar las carreras profesionales en un país con nuestra estructura productiva", es decir, "que limpiadoras, albañiles o gente en el comercio" trabajen más, "no es el camino correcto". "Pero esto se está dialogando", tanto con el resto de fuerzas políticas como entre PSOE y Unidas Podemos, aseguró.

Además, Díaz aseguró que los ERTE para combatir la crisis del coronavirus seguirán vigentes el tiempo que sea "necesario", y aunque rechazó ofrecer una fecha concreta sobre hasta cuándo se prorrogarán, sí que planteó que su idea es alargarlos al menos hasta más allá del 31 de diciembre, para evitar la incertidumbre en mitad de la campaña navideña. La titular de Trabajo aseguró que ahora mismo hay en torno a unos 700.000 trabajadores afectados por un ERTE, y admitió que la mayor parte de ellos pertenece al sector del turismo y a "toda su cadena de valor", es decir, los sectores relacionados con el mismo.

El diálogo social 

La ministra afirmó que esta semana es "clave" para la negociación de la prórroga con patronal y sindicatos, y matizó su intención de acabar con el conocido como "contador a cero", la medida por la cual los trabajadores que están en un ERTE no consumen tiempo de paro. Díaz señaló que Trabajo quiere garantizar a estos trabajadores que se les repondrán sus días de prestación hasta un máximo de 180 días si son despedidos en el futuro.

También se están negociando estos días con los agentes sociales los últimos flecos de la ley que regulará el teletrabajo, que estaba previsto que fuera aprobada la semana pasada pero que finalmente se está retrasando. Díaz confirmó que la norma tampoco irá al Consejo de Ministros de este martes,pero aseguró que "va a salir adelante", si bien no ofreció más detalles de los problemas que la están retrasando.

Asimismo, se está negociando con patronal y sindicatos la baja para los padres que tengan que quedarse en casa cuidando a sus hijos cuando estos estén en cuarentena por ser contactos estrechos de un contagiado por Covid-19, aunque ellos mismos no sean positivos. Díaz aseguró que el ministro José Luis Escrivá está diseñando la medida, a pesar de que en los últimos días la parte socialista del Gobierno había enfriado esta posibilidad.