lunes. 17.06.2024

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un hombre por presuntamente robar en la casa de una persona fallecida y extraer 185.000 euros en efectivo con sus tarjetas bancarias.

El titular de las cuentas había fallecido en 2019 y su hijo, con el que no había tenido relación en sus últimos años, detectó en 2023 los movimientos, que fueron constantes a partir del año 2022. Los reintegros de efectivo se habían estado realizando prácticamente a diario en dos entidades bancarias, por importes de 1.000 eurs.

Debido al largo tiempo que llevaba sin tener noticias de su padre, el denunciante desconocía qué relaciones personales o de amistad podría haber tenido su progenitor y quién podría estar detrás de los movimientos.

El heredero presentó una denuncia ante la Policía Nacional, y el Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos inició una investigación.

INTENTO DE OCUPACIÓN DE LA VIVIENDA

Las pesquisas hicieron aflorar que en 2022 la vivienda del fallecido había sufrido un intento de ocupación por parte de un varón, que en su momento fue debidamente identificado por una patrulla de la Policía Nacional.

El hombre argumentó tener permiso del dueño de la vivienda e incluso aportó un supuesto contrato de alquiler que, a todas luces resultó ser falso. De este modo la Policía evitó que se consumase la ocupación y la vivienda quedó cerrada sin moradores.

Las gestiones del grupo de ciberdelincuencia prosiguieron con el análisis de las cuentas del finado: estando las cuentas bancarias todavía activas, se habían llevado a cabo reintegros de efectivo en diferentes cajeros automáticos de la ciudad de Palma con tarjetas vinculadas al fallecido, tres años después de su muerte.

La Policía constató que todos los cajeros donde se llevaron a efecto los reintegros de efectivo fraudulentos se encontraban muy próximos al domicilio personal del 'okupa', así como al domicilio social de una empresa de construcción de la que es administrador único.

APROVECHÓ TRABAJOS DE CONSTRUCCIÓN PARA ACCEDER

De hecho, la Policía averiguó que el sospechoso había estado realizando trabajos vinculados a la construcción en el edificio donde se ubicaba la vivienda del fallecido. Los investigadores creen que aprovechó ese momento para acceder a la vivienda sin permiso.

Los investigadores recabaron colaboración de la Brigada Provincial de Policía Científica y llevaron a cabo una inspección en el interior de la vivienda del sospechoso. En el registro los agentes localizaron las llaves del domicilio del fallecido, diversa documentación a su nombre, así como una de las tarjetas utilizadas para los reintegros denunciados.

El hombre quedó detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza y otro de estafa continuada.

Detenido por robar en la casa de una persona fallecida y sacar 185.000 euros