martes. 29.11.2022

Cruz Roja busca el apoyo de los comercios de barrio para detectar la soledad no deseada y el maltrato a personas mayores

  • El voluntariado de la institución humanitaria recorre desde hoy distintas zonas de la ciudad para sensibilizar a los comerciantes y convertirlos en “agentes rastreadores de soledad”.
  • Hoy 15 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Abuso y el Maltrato en la Vejez, una jornada para tomar conciencia de acciones que atentan contra la dignidad de las personas mayores y agravan su aislamiento social.
Farmacia que se une a la campaña Comercio Amigo.
Farmacia que se une a la campaña Comercio Amigo.

Cruz Roja ha puesto en marcha hoy en Córdoba una campaña dirigida a los comercios de barrio, como farmacias, tiendas de alimentos, mercerías, etcétera, animándolos a convertirse en “establecimientos amigos de las personas mayores”.

El objetivo es que ayuden a prevenir la soledad no deseada y a detectar posibles situaciones de maltrato, aprovechando la familiaridad que mantienen con sus clientes habituales, muchos de ellos mayores de 65 años.

Durante la jornada, y coincidiendo con la conmemoración hoy 15 de junio del Día de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, voluntariado de la entidad repartirá por distintas zonas de la ciudad -y en próximas semanas, también por otras localidades de la provincia- pegatinas entre comercios de barrio, para sensibilizar a los mismos sobre su importante papel a la hora de “destapar” esa realidad.

“Con esta iniciativa pretendemos concienciar a la sociedad cordobesa y, en concreto al pequeño comercio, de la importancia que tiene que sean nuestros oídos y nuestros radares para conocer las necesidades que tienen las personas mayores y detectar posibles situaciones de soledad no deseada y de trato inadecuado”, explica Isabel Luque, trabajadora social del Programa de Mayores de Cruz Roja.

La institución humanitaria busca con esta campaña que los comercios colaboren, informando a sus clientes de los múltiples recursos, actividades y proyectos que el voluntariado de Cruz Roja ofrece para reducir la soledad: como el acompañamiento dentro de sus casas, a realizar gestiones, o muchas otras actividades en grupo que refuerzan las redes sociales, como talleres, excursiones y acciones que fomentan un envejecimiento saludable y reducen el aislamiento.

Para buscar a los “comercios amigos de las personas mayores”, se ha movilizado a una serie de voluntarios y voluntarias de Cruz Roja que harán de “agentes rastreadores de soledad”. Su misión es concienciar a los comerciantes sobre el aislamiento que padece el colectivo de mayores, informarles de los proyectos con los que cuenta Cruz Roja en la ciudad, además de sensibilizar sobre cómo mejorar el buen trato a este sector de la población en el día a día. Las empresas que se vayan sumando a la iniciativa recibirán una insignia de “comercio amigo de las personas mayores” y toda la información necesaria para poder ayudar a aquella clientela que manifieste sentirse sola.

Es el caso de la farmacia López-Quecuty Puig, localizada en la avenida Virgen de los Dolores, que fue la primera en adherirse hoy a la iniciativa. Como comenta Alfonso Díaz, trabajador de dicho establecimiento, “para las personas mayores, el barrio es fundamental. Se suelen mover cerca de la vivienda y por las zonas del entorno, y el trato que tenemos con ellas es muy cercano, ya que en muchos casos te conocen de toda la vida”.

Con el Día de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez se pretende sensibilizar a la sociedad sobre un problema que afecta a la salud y los derechos de muchas personas mayores en todo el mundo. El maltrato no solo implica las agresiones más lesivas y el abandono, también incluye situaciones que pasan más desapercibidas, como la infantilización, la sobreprotección y la reducción de la autonomía en las personas mayores. Muchas veces, se llevan a cabo de forma inconsciente o involuntaria, o como consecuencia de una mayor digitalización de nuestro día a día, como el uso cada vez más generalizado de plataformas móviles para comprar o realizar gestiones. Sin embargo, este tipo de acciones atentan también contra la dignidad de las personas mayores, y acaban agravando situaciones de soledad no deseada y de aislamiento social para quienes las sufren.

Cruz Roja está comprometida con identificar, prevenir y evitar este tipo de situaciones, y contribuye a través de su voluntariado a reducir la soledad y el aislamiento, y a fomentar el buen trato a las personas mayores con múltiples actividades.

Esta campaña forma parte de dos proyectos: ‘Atención a personas en situación de soledad no deseada’, financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía a través de los fondos procedentes de la X Solidaria en la Declaración de la Renta, y ‘Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato’, con fondos provenientes del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El colectivo de personas mayores es uno de los prioritarios para Cruz Roja, que apoya cada año a alrededor de 6.000 personas mayores de 65 años en la provincia, con una atención integral que abarca diferentes áreas de conocimiento, como la salud, la inclusión o la educación.

La pandemia provocada por la Covid-19 ha agudizado el problema de la soledad no deseada y el aislamiento social entre las personas mayores. Según datos de la Universidad Pablo de Olavide sobre la soledad no deseada entre las personas de 55 y más años de Andalucía, el 47% de las personas mayores de 55 años de Andalucía se encuentra en situación de soledad y el 15% de la población de 55 y más años se encuentra en riesgo de aislamiento social.

Cruz Roja busca el apoyo de los comercios de barrio para detectar la soledad no deseada...
Comentarios