viernes 26/2/21

Corinna Larsen declara ante el Juez que se sentía ‘aterrorizada’ por el exdirector del CNI, Sanz Roldán

El excomisario José Villarejo se ha sentado por primera vez en el banquillo de un juzgado en el que se le acusa de calumniar contra el exjefe del CNI

El rey emérito y Corinna. Imagen: Telecinco
El rey emérito y Corinna. Imagen: Telecinco

Corinna Larsen ha declarado esta mañana en el juicio contra el excomisario José Villarejo, acusado de calumnias por el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán. Larsen ha acudido como testigo y ha testificado que Roldán la tenía aterrorizada por las constantes amenazas y llegó a decirle que, si no seguía algunas recomendaciones e instrucciones, no podría asegurar su seguridad física ni la de sus hijos.

Esta ha sido la primera vez que el comisario jubilado, José Villarejo, se ha sentado en el banquillo tras llevar desde noviembre de 2017 en prisión preventiva acusado de múltiples delitos. Sanz Roldán demando por calumnias al excomisario por acusarle de amenazar de muerte a Corinna Larsen.

El juicio se ha celebrado esta mañana en el juzgado número 8 de lo penal de Madrid, en el que ha declarado por videoconferencia la que fuera amiga íntima del rey emérito. “Estaba muy asustada. Como ciudadana, como mujer que se encuentra enfrentada a personas tan poderosas. Eso me aterrorizó”, ha declarado Larsen tras la pregunta del abogado de Villarejo sobre si se sentía asustada por el exjefe del CNI. “El hecho de que el jefe de seguridad viniese a visitarme a Londres ya era bastante escalofriante", respondió la testigo.

Sanz Roldán por su parte ha negado las acusaciones y ha declarado que “jamás ha amenazado a una mujer y a un niño. Jamás”.  

El exdirector del CNI se reunió con Corinna Larsen en Londres

La testigo ha declarado que el exjefe del CNI se reunió con ella en una habitación de Londres y que le dijo que no podía garantizarle su seguridad. Cuando Larsen volvió a su residencia en Suiza, encontró un libro sobre la conspiración de la muerte de Lady Di y recibió llamadas anónimas en castellano diciéndole que “había muchos túneles entre Mónaco e Ibiza”. Fue el propio rey emérito, Juan Carlos I, quién informó a su amiga sobre la reunión que tendría con Sanz Roldán y que no podía negarse a ello.

Cuando Larsen se enteró que estaban entrando en su casa de Mónaco telefoneó al rey Juan Carlos I para informarle. "No fue claro, pero me comunicó que Sanz Roldán estaba llevando una operación para asegurarse de que se me protegía de los paparazzis", ha testificado en el juicio de esta mañana.

La acusación ha preguntado a Larsen si había denunciado los hechos ha declarado que “cuanto más asustado estás, estás enfrentándote a personas con determinado nivel de poder, no sacas hechos a la luz a no ser que estés siendo respaldado por otras personas”.

Comentarios