miércoles. 17.08.2022

La situación en la Cataluña se complica por momentos. La Generalitat evita hablar de fases para huir de la estrategia que tomó el Gobierno en la pandemia e impone nuevas leyes en diferentes puntos de la comunidad para frenar los nuevos rebrotes.

Tanto l’Hospitalet como Segría se encuentran en el punto de mira de la Comunitat. 

Algunas de las medidas más duras es una orden que obliga a cerrar todos los negocios de restauración de Segría, una medida que por el momento no se ha cumplido. 

"No se ha decretado un confinamiento estrictamente domiciliario –recalcó Budó– pero pedimos a la ciudadanía que sea corresponsable de la decisión y que no salgan de sus hogares si no es necesario”. Una recomendación lógica vista la larga lista de motivos, que en el caso del Segrià sí están enumerados en un documento que marca cuándo pueden salir esos vecinos de casa y cuándo lo tienen prohibido.

Cuando se le preguntó a Vergés por la diferencia que hay entre el confinamiento del sur de Lleida y el de l’Hospitalet, la titular de Salut volvió a sorprender con la respuesta. “En el Segrià estamos en el paso previo al estadio del confinamiento en domicilio”.

Por lo que se entendió que la situación de Segría es mucho más delicada que la de l’Hospitalet.

En Segrià los vecinos están obligados a seguir las órdenes de una resolución en la que se indica qué motivos están justificados para salir de casa (y eso habría que cumplirlo) , mientras que en l’Hospitalet la cosa no pasaría de una recomendación y se deja a criterio de los habitantes de esa ciudad la decisión de si vale la pena o no abandonar el domicilio en función del motivo de esa salida.

El Govern no parece, por el momento, tener intención de sancionar en el caso del Segrià a los vecinos que no se ajusten a esa orden en las salidas de su domicilio. La lista es tan larga –desde ir al médico a comprarse unos calcetines, hacer deporte, pasear o ir a buscar comida a un restaurante– que se atisba imposible para cualquier agente imponer una multa. Así se reconoce desde diferentes fuentes policiales. Las multas, de momento, parece que quedarán acotadas para a aquellos que no hagan uso de las mascarilla en la calle.

Alba Vergés recalcó que el confinamiento de Lleida es en estos momentos el más estricto aplicado en Catalunya. Hoy la delegada de Salut en Lleida ha reconocido que la propagación del virus es comunitario y que cada vez es más difícil llegar a todos los nuevos focos.

En el Segrià nadie puede entrar ni salir de esa comarca desde hace más de una semana sin causa justificada. Y desde hoy tampoco estarían permitidos los desplazamientos.

En toda esa área se obliga a bajar persianas a todos los negocios de la restauración, una medida que a media mañana de hoy aun no se cumplía, que va a causar un gran impacto económico.

La comarca catalana de El Segriá podría estar a un paso del confinamiento total
Comentarios