lunes 3/8/20

Consejos para conciliar el sueño en noches de verano

Consejos para conciliar el sueño en noches de verano

Si eres de las personas que sufre insomnio o padece dificultades para contraer el sueño en verano, estos consejos te podrán ayudar a conocer como dormirte más fácilmente. 

Según la Sociedad Española de Neurología, más de 4 millones de españoles sufren algún trastorno del sueño crónico y grave, entre un 20 y 48% de la población adulta sufre dificultad para iniciar o mantener el sueño, y más dos tercios de las personas que padecen problemas de sueño no buscan ayuda profesional.

Jana Fernández, comunicadora especializada en bienestar y descanso le expuso a La Vanguardia que “en España, la calidad del sueño es, sin duda, mejorable. Hay síntomas indicativos de un mal descanso que se han generalizado y normalizado, como levantarse cansado o estar de mal humor”.

Además, la especialista argumentó que hay factores culturales que acentúan esta tendencia, señala. “Muchas personas desconocen qué sucede cuando dormimos (un sinfín de procesos fisiológicos de recuperación, regeneración y limpieza) y cuáles son los riesgos de una privación continuada del sueño. Por ejemplo, el de sufrir ciertos trastornos neurológicos como ictus, Parkinson, Alzheimer o enfermedades neuromusculares, hipertensión u obesidad”.

Por lo tanto, según la experta es importante mantener las rutinas y los horarios durante todo el año, incluidos fines de semana y vacaciones, pues esto ayuda mucho a que el organismo se ordene para realizar todos sus procesos con normalidad. 

Las condiciones en las que dormimos también son importantes: el orden de la habitación, el olor, la ausencia de ruido, la oscuridad, todas ellas son esenciales para conseguir conciliar el sueño.

“Cuando sientas sueño, acuéstate, aunque sean las nueve de la noche, porque tu cuerpo te está diciendo que necesita dormir. En lugar de obsesionarse con cuánto hay que dormir, a qué hora me acuesto..., escucha lo que te pide tu cuerpo”, aconseja la experta.

El verano puede ayudar a las personas "búho" -aquellas que tienen problemas para dormir- a dormirse más rápido, ya que tenemos más oportunidades de que nos dé la luz del sol durante las primeras horas del día, lo que resulta clave para permanecer más alertas durante el día y nos prepara para una buena noche de sueño.

El calor también es un factor que puede causar insomnio, por eso, la experta señala la necesidad de cerrar las persianas en verano para evitar que entre la luz del sol, y abrirlas cuando llega la noche para refrescar la casa. Del mismo modo, insiste en el uso del ventilador como una herramienta útil para aliviar el calor y, en última instancia, conciliar el sueño. 

Fernández explicó que las duchas también son de ayuda para muchas personas, aconseja las duchas con agua fría, aunque depende de la persona. 

Comentarios