lunes 13.07.2020

Condenan a un hombre cuatro años por preparar el asesinato de su suegro desde una celda de la cárcel de Segovia

Detención Policía Nacional - Archivo
Detención Policía Nacional - Archivo

 La Audiencia de Segovia ha condenado a cuatro años de cárcel a Jonathan F. por proponer a un preso matar a su suegro y a la pareja de su exmujer cuando se encontraba cumpliendo una condena de 25 años por haber asesinado a su esposa, Mónica B., el 6 de octubre de 2016.

A preguntas del presidente de la Audiencia Provincial de Segovia, Ignacio Pando, el acusado ha mostrado su conformidad con la pena pactada entre las partes y ha reconocido que propuso a otro interno del Centro Penitenciario de Segovia, que se le había asignado en aplicación de protocolo de prevención de suicidios, que elaborara un plan para matar a su suegro y a la pareja de su exmujer.

El magistrado ha comunicado al encausado que será condenado a cuatro años de prisión, ampliando el alejamiento a 15 años más de la familia de su exmujer y prohibición de acercamiento da menos de mil metros, aparte de indemnizar con 1.500 euros a los afectados.

El procesado ha pedido perdón por el asesinato de su esposa, a quien degolló en presencia de una de sus dos hijas, entonces con tres años, en el domicilio que compartían en Arévalo (Ávila), argumentando que no pasaba por buenos momentos y que “sentía celos”, encontrándose en un proceso de separación.

Ese perdón “no lo vas a tener nunca”, ha dicho alguien entre el público cuando el acusado de arrepentía en voz alta de sus crímenes anteriores

Ese perdón “no lo vas a tener nunca”, ha dicho desde el público una persona, al parecer familiar de la víctima del crimen machista.

Tras el acuerdo entre defensa y acusación, se ha iniciado la vista contra el otro interno del centro, actualmente en libertad, J.A., a quien se acusa de un delito de extorsión, por el que el fiscal ha pedido tres años de prisión y la defensa ha solicitado la libre absolución, mientras el acusado se ha declarado inocente.

J.A., según la Fiscalía, propuso a Jonathan F. la entrega de tarjetas de teléfono y tarjeta de peculio, lo que consiguió, y le ofreció la realización de un informe psiquiátrico, a través del abogado, que le ayudaría en la defensa de su caso, a cambio de la entrega de 4.000 euros que el padre del acusado debía introducir en el centro penitenciario, una operación que no llegó a realizarse.

En una de las notas que Jonathan F. escribió a este acusado, le proponía acabar con la vida del suegro y de la pareja de la esposa, unos escritos que J.A. entregó al jefe de servicio y subdirector de Seguridad del Centro Penitenciario de Segovia.

En declaraciones a los periodistas, una hermana de la víctima del crimen machista se ha mostrado pesimista sobre que Jonathan vaya a cumplir con la indemnización “porque no ha cumplido la otra”.

“Justicia para nosotros no habrá nunca en la vida, por el delito anterior que se le juzgó que fue asesinar a mi hermana delante de sus niñas”, ha manifestado.

Aunque le impusieron la pena máxima, ha opinado que para la familia “no va a ser nunca suficiente, jamás, ni cualquier pena que se le imponga, debería estar toda la vida dentro incluso estando allí ni siquiera puedes estar a gusto puesto que ha intentado matar a mi padre desde dentro”.

En cuanto a que el procesado haya solicitado el perdón por el crimen machista, su excuñada ha matizado que “realmente una persona que se arrepiente de haber hecho algo no intenta asesinar a otra persona. Mi perdón no le va a tener en la vida, jamás”.

Comentarios