domingo 17/10/21

Condenan a una enfermera de Galicia que consultó un expediente para informar a un amigo de que no era el padre de su bebé

Enfermeras de un hospital. Imagen de archivo
Enfermeras de un hospital. Imagen de archivo

La enfermera que trabajaba en un centro de Lugo durante uno de sus turnos, usó su clave personal para acceder a la base de datos desde un ordenador del centro y consultó el historial clínico de una paciente embarazada, “prevaliéndose de su trabajo de enfermera y sin hallarse autorizada para ello”. Tras conocer la información, se puso en contacto con la pareja de la joven, al que ya conocía.

Según el escrito del fiscal, “puso en conocimiento de la pareja sentimental de la paciente el resultado de los análisis”. Le confesó al joven que, según el tiempo de gestación no se correspondía con el tiempo que llevaban de relación, por lo que él no puede ser el padre.

Cuando la embarazada se enteró, denunció a la enfermera por delito de descubrimiento y revelación de secretos, recogido en el artículo 197 del Código Penal. El fiscal solicitó  una pena de cuatro años de cárcel para la acusada y una indemnización de 3.000 euros para la víctima por daños morales. Pero este martes, cuando la enfermera ya había indemnizado a la denunciante, le reconoció la atenuante de reparación del daño.

Finalmente, se llegó a un acuerdo entre ambas partes y el Juzgado de lo Penal número 1 de Lugo ha condenado a la enfermera como autora de un delito de descubrimiento y revelación de secretos, con a recurrencia de la atenuante de reparación dl daño, a 1.500€ de multa y dos años de cárcel. En concepto de responsabilidad civil deberá indemnizar a la víctima con 3.000 euros.

EL juzgado asegura dejar en suspenso la pena de cárcel siempre y cuando abone la multa en los plazos estipulados y no vuelva a delinquir en un plazo de dos años. 

Comentarios