domingo. 14.04.2024

Afirma que los padres primerizos normalmente tienen menos capacidad analítica y que por tanto suelen caer en cometer los errores más básicos por intentar satisfacer al máximo a su bebé. Además, establece que durante esta etapa, los comentarios o consejos de familiares y amigos suelen ser peor recibidos por los padres que los consejos o claves de un profesional en el sector. 

El mejor consejo que ofrece Belén es atender a las necesidades individuales, tanto de los padres, como los niños y los productos que se adquieren. Es decir, recomienda no caer en las generalidades y en los productos recomendados para todo tipo de bebés o padres primerizos ya que, según cuenta, no todos son iguales y no todos lo viven de la misma manera. 

Otro consejo que ofrece es analizar previamente, realizando una lista, los productos que se piensas comprar. También, recomienda que aquello que se compre sirva par cubrir varias necesidades, ya que será eficiente a la hora de utilizarlo pero también atendiendo a la economía familiar.

Claves para no hacer compras innecesarias cuando se tiene el primer hijo