viernes. 23.02.2024

La exvicepresidenta de Gobierno y actual presidenta de la Comisión de Igualdad el Congreso, la socialista Carmen Calvo, ha vuelto a romper la disciplina de voto de su grupo parlamentario en el Congreso y se ha abstenido en las votaciones relativas a la Ley Trans, como ya hiciera en la votación de esta ley en su primer paso por la Cámara baja.

Este jueves, el Congreso ha dado luz verde, con los votos a favor del PSOE, a las enmiendas que venían del Senado sobre la Ley Trans. El apoyo mayoritario a las mismas ha supuesto la aprobación definitiva del texto que es un proyecto legislativo del Gobierno.

Sin embargo, Calvo, que siempre se ha mostrado crítica con esta ley, no ha apoyado el trámite y ha decidido abstenerse en las dos votaciones de enmiendas que se han producido sobre esta ley.

La exvicepresidenta del Gobierno se enfrenta así a una nueva multa por parte de su grupo parlamentario, como ya ocurrió con su abstención en la primera fase de tramitación de la norma, a finales de diciembre. Como consecuencia de esa primera abstención, a Calvo se le ha impuesto la "sanción máxima" de 600 euros recogida en el reglamento interno del PSOE.

"Estoy de acuerdo con que haya ley, pero no esta", aseguró en diciembre la socialista, que ha acatado la multa impuesta por su grupo parlamentario.

También se le aplicará el reglamento interno del PSOE a la senadora balear, Susanna Moll, según informó el propio partido. Esta socialista también rompió la disciplina de voto de la formación durante la tramitación de la Ley Trans en la Cámara alta votando en contra del texto, que el resto de su grupo apoyó.

Carmen Calvo vuelve a abstenerse en la votación de la Ley Trans en el Congreso