domingo 25/10/20

Carmen Calvo, tras la polémica de la ausencia del Rey: "Todos deberían empezar a tranquilizarse. Y cuando digo todos, digo todos"

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha instado este sábado a "todos" a "empezar a tranquilizarse" y a mantenerse en su posición constitucional, ante la polémica suscitada por la ausencia del rey en Barcelona en la entrega de despachos a los jueces. "Y cuando digo todos, digo todos", ha subrayado.

En declaraciones a los medios tras inaugurar unas jornadas sobre la abolición de la prostitución en la Escuela de Pensamiento Elena Arnedo, Calvo se ha pronunciado de esta forma al ser preguntada por la polémica suscitada por la ausencia del Rey en Barcelona en la entrega de despachos a los jueces.

Calvo ha afirmado que ayer se produjo una "cadena de cuestiones" sobre este asunto y consideró que "todos" deberían empezar a tranquilizarse. "Y cuando digo todos, digo todos", ha recalcado la vicepresidenta.

"Tenemos cada uno, y todos, que mantenernos en nuestra posición constitucional. Y cuando digo todos, digo todos", ha recalcado.

Así se ha pronunciado la vicepresidenta tras las declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha asegurado tras la polémica por la conversación del Rey Felipe VI con el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, que "el respeto institucional significa neutralidad política de la jefatura del Estado", junto a la "renovación de los órganos judiciales en tiempo y forma".

Estas palabras se producían después de que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, hubiese tildado de "insostenible" la posición de la monarquía, a la que recrimina incumplir el principio de neutralidad que marca la Constitución y maniobrar "contra el Gobierno democráticamente elegido".

Previamente, el presidente del CGPJ había manifestado su "enorme pesar" por la ausencia de Felipe VI y subrayó que la justicia se imparte en nombre del Rey, "símbolo de unidad y permanencia" del Estado.

Comentarios