viernes. 01.03.2024

La llamada de las jugadoras de la selección española ha confirmado la peor de la sospechas de la Federación. Las chicas no volverán al campo hasta que no se produzcan más cambios en la RFEF. 

Sin duda, el polémico beso de Rubiales ha marcado un antes y un después en el mundo del deporte femenino. Ya son 80 futbolistas y exfutbolistas las que se han sumado a sus 23 compañeras firmando un comunicado conjunto en el que exigen cambios "deportivos y estructurales". 

El problema, es que el Código Disciplinario de la RFEF, recoge en el artículo 65 que no acudir a la convocatoria de la selección supondría tanto una multa económica, desde 3.006 hasta los 31.051 euros, como la suspensión de la licencia federativa. 

Este viernes, la nueva seleccionadora Montse Tomé no tiene equipo con el que jugar el próximo 22 de septiembre contra Suecia. De hecho, hoy a las cuatro de la tarde se tendría que entregar la ficha con la lista de las jugadoras que estarán presentes en el siguiente partido. 

Las campeonas del mundo no volverán hasta que hayan cambios en la RFEF