domingo. 16.06.2024

La cifra de contagios de coronavirus en los sanitarios españoles se ha reducido en un 71% estas dos últimas semanas, según datos del Ministerio de Sanidad. Este descenso coincide con que cada vez son menos los hospitalizados y, aunque también influye la vacunación, no hay datos concluyentes sobre si una persona vacunada puede infectarse.

De los 6.222 casos contados el primer viernes de febrero a los 1.782 de este pasado viernes, hay una caída del 71,36%, diferencia que todavía es mayor si se compara con los más de ocho millares de casos que se registraron el último viernes de enero. La bajada de contagios también se hace evidente en el número de diagnosticados de la última semana, con una caída del 71,29%, sabiendo además que España empezó el mes de febrero con 1.801 infecciones y en dos semanas se han reducido a 517.

Uno de los motivos de este descenso es que el número de hospitalizados por covid-19 también ha descendido. A principios de mes, el índice de camas ocupadas era de 22,21% de media en el país, con 28.586 pacientes, actualmente este índice se encuentra en un 12,83% y casi la mitad de afectados, un total de 16.314.

También se ha registrado una trayectoria descendente en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), aunque no de manera tan evidente ya que los pacientes necesitan más tiempo para su recuperación. El porcentaje de ocupación de afectados por coronavirus ha caído del 43,86% y 4.795 pacientes a un 34,77% y 3.739 pacientes.

No solo eso, además el personal sanitario también tiene menos posibilidades de contagiarse fuera de los hospitales y centros de salud, pues la incidencia acumulada de contagios ha descendido en un 60%, pasando de 750 casos por 100.000 habitantes a 294.

En relación a las vacunas, todavía no se sabe cómo está influyendo el proceso de vacunación a las bajadas de casos, ya que no se ha demostrado que las vacunas den una inmunidad esterilizante, según estudios clínicos. De hecho, Sanidad aclara que "no se conoce todavía si la vacunación impide que las personas vacunadas se infecten y, aunque no enfermen, pueden transmitir el virus a otras personas."

Esto no quiere decir que las vacunas no sean importantes para frenar la pandemia, todo lo contrario. Las vacunas actuales, aunque no den inmunidad esterilizante, permiten evitar que una persona enferme de forma grave o muera, ya que reducen la Covid-19 a síntomas leves e incluso nulos, aunque no impiden contagiarse y contagiar a los demás. Por otro lado, las vacunas  que generan inmunidad esterilizante, neutralizan el virus y el individuo ni se infecta ni lo propaga

Caen un 71% los contagios en sanitarios en las últimas dos semanas