viernes. 01.03.2024

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha instado a su organización a "aceptar el golpe" de su exclusión en el Gobierno por parte de PSOE y Sumar, por mucho que haya "podido doler", y llama a "pasar página" para el futuro, haciendo valer su "total autonomía política" en el Congreso.

Así lo ha trasladado durante su intervención en el Consejo Ciudadano estatal, máximo órgano directivo de Podemos, donde ha vuelto a criticar el "veto injusto" a Podemos tras quedarse sin carteras en el Ejecutivo, que considera un "error político garrafal".

De esta forma, Belarra ahonda en su desconexión con Sumar para agregar que se deben a sus inscritos y que su función es preservar el "patrimonio político" de Podemos, que es su mayor valor, dado que mucha gente necesita una izquierda que no se conforme con la "propuesta conservadora" del PSOE, en claro reproche al proyecto de Díaz.

Y la mejor forma de "cuidar" ese legado político, alimentado por las movilizaciones del 15M y el 8M, es que su "voz y sus votos" en el Congreso sigan impulsando transformaciones valientes y restaurar un bloque democrático con fuerzas progresistas.

Así, persiste en su mensaje de rearme y de aumentar su desconexión respeto al resto del grupo parlamentario plurinacional, dado que durante estos días ha advertido al PSOE de que su apoyo a medidas, como los presupuestos generales, se deberán de negociar.

FUERON RESPONSABLES PESE A LAS FALTAS DE RESPETO

De hecho, ha reivindicado que la formación morada ya ha puesto por encima los intereses personales sobre los partidistas, actuando con responsabilidad en la legislatura, a pesar del "veto" a la exministra de Igualdad Irene Montero en el Gobierno, a dirigentes en las listas electorales de Sumar como el exportavoz Pablo Echenique, y de las "faltas de respeto" y todo lo "ocurrido" cuando el exvicepresidente Pablo Iglesias dejó la política y Díaz asumió el liderazgo del espacio de la izquierda ajena al PSOE.

"Tened claro que pueden intentar vetar a Podemos, pero lo que no se puede vetar es la esperanza de tanta gente que sabe que esta es su herramienta política", ha arengado Belarra ante sus correligionarios, quien ha desgranado que se pone desde ya a recomponer a la izquierda transformadora y el bloque democrático, fracturado por su exclusión, de cara a garantizar el freno de las derechas "asalvajadas", con su estrategia golpista.

La también exministra de Derechos Sociales ha afirmado que el motivo de su salida del Gobierno ha quedado "muy claro" y es que el PSOE "solo tolera un socio que asuma sus límites".

De hecho, ha aludido a las informaciones del presidente, Pedro Sánchez, durante una conversación informal con periodista en su reciente viaje a Oriente Medio donde comentó que el PSOE ha "evolucionado" de pactar con Podemos a hacer con Sumar.

PODEMOS NO SE RINDE NI SE PUEDE VETAR A LA GENTE QUE LES APOYA

Y la nota diferencial de su partido, según ha trasladado, es que ellos han demostrado que con "valentía y dignidad" vinieron a la política para protagonizar las principales transformaciones del país, mirando de "tú a tú" a los socialistas y demostrar que, con 35 diputados en la anterior legislatura, ponían frente al PSOE frente ante el "espejo".

Es más, ha loado que Podemos es ante todo una "forma de hacer política" que "ni agacha la cabeza ni se rinde", pero sobre todo "democrática" dado que se "deben" a sus inscritos, que son determinantes para tomar las decisiones estratégicas.

"Mucha gente nos necesita y solo tienen a Podemos", ha agregado Belarra para destacar que su partido debe ser la referencia y crecer desde posiciones nítidamente de izquierda, dado que se les podrá excluir pero "no se puede vetar a la gente" que tienen detrás.

Belarra pide "aceptar el golpe y pasar página" tras su salida del Gobierno