sábado 19/9/20

Barcelona pondrá a disposición de las familias con rentas bajas un servicio de 'canguros' municipales

bebés-de-guardería
bebés-de-guardería

El Ayuntamiento de Barcelona pondrá en marcha un nuevo servicio de canguro para niños a partir de septiembre en seis espacios de la ciudad para facilitar la conciliación laboral, familiar y personal en zonas con menor renta, ha informado el consistorio este domingo en un comunicado. Este proyecto piloto tiene una dotación económica de 325.000 euros y funcionarás hasta el 31 de enero de ocho de la mañana a ocho de la noche.

Cada uno de los seis puntos podrá acoger entre 6 y 8 niños y niñas por hora, de entre 3 y 12 años, y estarán gestionados por una veintena de educadores que trabajarán a jornada completa: serán los encargados de atender a los pequeños y a sus familias cuando lleguen al servicio, además de dinamizar las actividades que se realicen.

Se atenderán especialmente las solicitudes de familias monoparentales con pocos recursos económicos y con una red comunitaria débil para que los progenitores puedan participar en cursos de formación, incorporarse al mundo laboral, implicarse en la actividad social del barrio y tener momentos de descanso.

El servicio, nombrado Proyecto Concilia, funcionará como prueba piloto durante cinco meses hasta el 31 de enero, entre las 8 y las 20 horas durante los siete días de la semana.

El presupuesto municipal para la iniciativa es de unos 325.000 euros, y los seis puntos se localizarán en los barrios de La Verneda i La Pau, El Besòs i el Maresme, Trinitat Vella, Raval Sud, La Marina y Zona Nord.

Forma parte del Plan de Choque Social, que ha iniciado el Ayuntamiento para hacer frente a los efectos socioeconómicos generados por el coronavirus, que ha “golpeado de forma más fuerte a los barrios más vulnerables de la ciudad”.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI de Barcelona, Laura Pérez, ha afirmado que la pandemia ha hecho reflexionar sobre los cuidados: “Necesitamos más servicios públicos que atiendan a personas dependientes, a infantes, a personas mayores, y a niños y niñas”.

”Aquellas mujeres y familias que tienen menos red comunitaria encontrarán aquí un lugar donde poder dejar tranquilamente a sus hijos y seguir en un proceso de inserción laboral, no perder su trabajo y no tener que dejar los niños solos en casa”, como puede que hayan tenido que hacer durante la crisis por el virus