domingo 1/8/21

El avance de la vacunación y la llegada de los fondos europeos supondrían el crecimiento del PIB de España un 6,1% y el de Andalucía un 5,7%

Las proyecciones macroeconómicas del XXV Informe Loyola Economic Outlook (LEO) presentadas este miércoles por el profesor Olexandr Nekhay, del Departamento de Economía de la Universidad Loyola, y el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios, señalan una mejora de las previsiones económicas para España y Andalucía derivadas fundamentalmente del buen ritmo de vacunación, -que parece indicar que el 70% de la población podría estar inmunizada a finales de agosto-, y la inminente llegada de los fondos europeos de recuperación.
01_InformeLEOVeranoc
Las proyecciones macroeconómicas del XXV Informe Loyola Economic Outlook (LEO) presentadas este miércoles por el profesor Olexandr Nekhay, del Departamento de Economía de la Universidad Loyola, y el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios

No obstante, los expertos recuerdan que el reciente aumento de la incidencia, por los brotes entre la población más joven aún sin vacunar, indica que no podemos bajar la guardia y que el virus y la incertidumbre que genera, aunque ya con menor intensidad, siguen presentes. Asimismo, señalan que mientras la mayoría de la población mundial no esté convenientemente protegida ante la COVID-19, -en especial en los países emergentes y menos desarrollados con más dificultades de acceso a las vacunas-, seguiremos expuestos a la aparición de nuevas variantes. Y ello repercutirá de forma negativa en el comportamiento de la economía global.

Según los datos reflejados en el Informe LEO, que se enmarca en el Proyecto CEA + Autónomos, Andalucía presenta mejores previsiones económicas para lo que queda del 2021 (con un crecimiento del 5,7% del PIB) y para el 2022 (crecimiento del 6,5% del PIB). En el caso de España, se estima una tasa de crecimiento del PIB del 6,1% para 2021 y del 6,6% para 2022. Esto supone una revisión al alza de las previsiones de la edición anterior del Informe LEO, debido a un comportamiento económico mejor de lo esperado en lo que va de año.

A pesar de este dato positivo, España será la potencia económica europea que más tiempo necesite para superar la crisis, ya que los datos determinan que se alcance el nivel de PIB prepandemia a finales del año 2022, lo que supondrá que la recuperación de la actividad económica se prolongue durante tres años.

Previsiones para Andalucía

La caída del PIB del 0,6% en el primer trimestre de 2021, como consecuencia del empeoramiento de la situación epidemiológica en el tramo final del año y la aplicación de medidas restrictivas, parece invertirse en el segundo trimestre de este año, con un aumento significativo del 2,2% para Andalucía. La reapertura de la actividad económica, gracias a la mejora de los datos de hospitalizados y fallecidos diarios, ha permitido una reactivación de todos los sectores productivos, en especial aquellos que más han sufrido las restricciones sanitarias en trimestres anteriores.

En términos generales, hay que subrayar también que, a pesar de la mejora del entorno económico, existen importantes riesgos que podrían influir sobre estas expectativas a corto y medio plazo. El primero de ellos está relacionado con la inflación, pues se espera que alcance su pico máximo durante la segunda parte de 2021, antes de caer bruscamente a principios de 2022. En segundo lugar, el posible incremento de las fricciones en los mercados internacionales también podría reducir las expectativas de crecimiento en la Eurozona, perjudicando por tanto la recuperación de la economía andaluza. Por último, existen riesgos vinculados a la aparición de nuevas cepas, resistentes a las vacunas, que puedan originarse en países con bajas tasas de vacunación.

En resumen, con la información disponible, se puede poner de relieve que la recuperación de la economía andaluza se consolida en 2021 y que, siempre y cuando los posibles riesgos estén controlados, esta recuperación podría acelerarse en 2022, permitiendo alcanzar niveles pre-COVID durante el trascurso del próximo año.

Mercado laboral

Según el Informe LEO, la tasa de paro en España para 2021 será del 15,5% y del 14,5% para 2022. En el caso de Andalucía, los datos alcanzarán el 22,5% para 2021 y del 21,8% para 2022. El año 2020 representa un shock sin precedentes, que rompe una tendencia positiva en cuanto al crecimiento del número de afiliados. El año comenzó como se esperaba, pues tanto España como Andalucía registraban niveles de empleo superiores a 2019. Sin embargo, la llegada de la pandemia rápidamente frustró la que podría haber sido una progresión anual positiva.

En 2021, la ola de la COVID-19 retrasó la recuperación de los trabajadores en ERTE durante los primeros meses, dándose incluso un aumento de estos en febrero. Después los ERTE han seguido disminuyendo, -aunque no tanto como en el verano pasado-, debido al progreso de la vacunación, la mejora de las expectativas, la eliminación de restricciones y la reactivación de la economía. Ha influido también la propia estacionalidad del mercado laboral en la que los meses primaverales son positivos. Los empleados que han ido saliendo de los ERTE han sido los que se encontraban en una situación más ventajosa para hacerlo, quedándose para el final los trabajadores en una situación más complicada (447.820 en España y 57.391 en Andalucía, según los datos de junio).

Por último, desagregando por ramas de actividad, cabe destacar la diferencia entre unos sectores y otros, que deja ver una recuperación muy desigual. En general, la mayoría de los sectores ofrecen variaciones positivas con respecto a 2019. Sin embargo, el fuerte peso de la Hostelería en la economía andaluza y la gran pérdida de empleo que ha sufrido, con respecto a la ganancia de los otros, hacen que el mercado laboral no esté recuperado del todo. Además, tanto la Administración pública como las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento también ofrecen un saldo negativo con respecto a 2019.

El secretario general de CEA ha señalado que el optimismo al que invitan las prospectivas del Informe LEO “estará condicionado por las decisiones que se tomen a partir de ahora. Estas pueden ser a favor de la actividad económica y para su impulso o, por el contrario, generar limitaciones. Tal sería el caso de una mayor presión fiscal o de reformas en materia laboral que no respondan a las necesidades actuales del mercado y las empresas”. Fernández-Palacios ha insistido en que “todo día ganado al proceso de vacunación favorece la recuperación económica” y subraya que “con las empresas, pymes y autónomos en el centro de las decisiones Andalucía estará más cerca de recuperar el empleo perdido. Para ello, el Diálogo Social y la búsqueda de acuerdos con los agentes sociales seguirá siendo un factor imprescindible”.

Comentarios