lunes. 20.05.2024

Los coches nuevos en Europa son de media, cada dos años, un centímetro más anchos, según una investigación de Transport & Environment (T&E), que afirma que la tendencia continuará debido al aumento de las ventas de SUV, a menos que los legisladores tomen medidas.

La anchura media de los coches nuevos se amplió hasta los 180,3 centímetros en el primer semestre de 2023, frente a los 177,8 centímetros de 2018, según la investigación de T&E.

Así, alrededor de la mitad de los coches nuevos vendidos "ya son demasiado anchos" para el espacio mínimo de estacionamiento en la vía pública en muchos países.

Varias ciudades europeas ya han introducido normas de estacionamiento más restrictivas para los SUV y París podría ser la primera capital europea importante en abordar esta tendencia si los ciudadanos respaldan tarifas de estacionamiento más altas para los SUV en un referéndum el próximo mes de febrero.

Una encuesta reciente de la 'Campaña Ciudades Limpias' encontró que alrededor de dos tercios de los parisinos están a favor de tarifas de estacionamiento más altas para vehículos grandes, pesados y contaminantes.

La directora de la Campaña Ciudades Limpias, Barbara Stoll, ha comentado que "los 'Monster SUV' son una amenaza para el tejido urbano de las ciudades" y, a menos que se actúe ahora, los automóviles cada vez más grandes "arrebatarán cada vez más el valioso espacio público a la gente".

T&E PIDE REVISAR LOS LÍMITES

T&E ha señalado que, a menos que se revise el límite de ancho de la UE para los automóviles y las ciudades impongan tarifas de estacionamiento más altas, los SUV y camionetas grandes seguirán expandiéndose hasta el límite previsto para los camiones.

En concreto, de los 100 modelos de coches principales vendidos en 2023, el 52% eran demasiado anchos para el espacio mínimo de estacionamiento en la calle (180 centímetros) especificado en las principales ciudades europeas, como Londres, París o Roma.

Además, los SUV grandes de lujo, con una anchura de unos 200 centímetros, dejan muy poco espacio para que los ocupantes entren y salgan de los vehículos en los espacios estándar fuera de la vía pública (240 centímetros).

A su vez, los diseños más anchos también han permitido aumentar aún más la altura de los vehículos, a pesar de que los datos sobre accidentes muestran que un aumento de 10 centímetros en la altura de la parte delantera de los vehículos conlleva un riesgo un 30% mayor de muerte en colisiones con peatones y ciclistas.

En este contexto, T&E ha defendido que la UE "debería exigir una revisión del ancho máximo de los automóviles nuevos cuando actualicen la legislación en los próximos meses".

Asimismo, ha apuntado que "las autoridades de la ciudad deberían establecer tarifas de estacionamiento y peajes en función del tamaño y peso del vehículo, de modo que los SUV y camionetas de lujo grandes paguen más por utilizar más espacio".

Los automóviles nuevos son un centímetro más anchos cada dos años