viernes 14/8/20

El Dr. Andrés Redondo, oncólogo del Hospital la Paz, pide a Pedro Sánchez que establezca el #ConfinamientoTotal y solicita adhesiones

Profesionales del Hospital La Paz en su pausa
Profesionales del Hospital La Paz en su pausa

Un doctor español, experto en oncología y trabajador de uno de los hospitales de la sanidad pública en Madrid, colapsado en estos días de crisis sanitaria creciente, ha realizado una petición a través de la página Change.org para que el Gobierno actúe y extreme las medidas de confinamiento de todos los españoles, ya que según él, será la única forma de parar el virus:

"Soy médico y trabajo en el Hospital Universitario La Paz. Como todos sabéis, estamos ante una emergencia sanitaria provocada por COVID19, tal y como indica el crecimiento exponencial de infectados y de muertos en España. Los datos a día 24 de marzo son 39.765 infectados (de los que más de un 12% son trabajadores sanitarios) y 2760 muertos, pero desgraciadamente seguro que se multiplicarán en los próximos días. Además, hay que tener en cuenta que la cifra real de infectados en España es muy superior a la oficial porque desde hace días sólo se realiza el test a los que necesitan acudir al hospital, no detectándose los infectados con síntomas leves que se quedan en casa (que afortunadamente son una mayoría).

Italia prohibió el sábado 21 de marzo toda actividad productiva que no fuera absolutamente imprescindible. Tenemos que hacer lo mismo en España. Vamos tarde, debemos reaccionar. 

Por favor, firma esta petición para que el gobierno decida suspender todas aquellas actividades que no sean imprescindibles.

Esta pandemia tiene dos problemas principales: 1) una gran facilidad para el contagio y que éste puede producirse antes de que aparezcan los síntomas, lo que provoca que en muy poco tiempo muchas personas se estén infectando a la vez, y 2) que una proporción de las mismas tiene graves complicaciones respiratorias que requieren ingreso, algunas de ellas en la UCI.

Hemos llegado a un punto en el que muchos hospitales, principalmente en la Comunidad de Madrid, están en una situación límite, con una gran mayoría de camas ocupadas por personas infectadas, UCIs saturadas, y cada día más pacientes acumulados en las Urgencias esperando una cama. Y esto no solo afecta a pacientes ancianos, que es lo que piensan algunos. Ya se han producido las primeras muertes en pacientes jóvenes y de mediana edad. Además, cada vez hay más sanitarios infectados que tienen que darse de baja, y muchos de los que quedan están agotados física y emocionalmente. Se está empezando a ejercer la llamada "medicina de guerra" en la que hay que decidir qué pacientes de los que están muy graves tienen más opciones de sobrevivir porque no hay camas de UCI para todos.

Pero es que, además, este colapso de los hospitales está empezando a provocar que la atención de pacientes con otras enfermedades graves (como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, neurológicas o renales) se vea afectada. En el caso del cáncer, se han empezado a anular cirugías de tumores o a restringir algunas quimioterapias, por ejemplo. Una mayoría de médicos tienen que dejar de lado sus especialidades y sus labores asistenciales habituales para tratar pacientes infectados. Si no frenamos pronto esta pandemia lo antes posible, las consecuencias serán gravísimas, tanto para los pacientes infectados graves, como para el resto de pacientes crónicos,sin olvidarnos de las secuelas psicológicas que va a dejar en muchos enfermos, familias y profesionales sanitarios.

Por todo ello, quiero hacer un llamamiento a la población para que se tome muy en serio el #QuédateEnCasa, así como un ruego al Gobierno de España para que decrete el #ConfinamientoTotal, y tome las medidas oportunas para que la gente no salga de casa salvo para cuestiones imprescindibles.  

Igualmente, es fundamental que tengamos la posibilidad de realizar el test diagnóstico a toda persona que comience con síntomas sospechosos de COVID19, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud. Sin identificar a todos los infectados no se podrá controlar la pandemia.

Una gran parte de la población está respondiendo de manera admirable, pero no es suficiente. Por un lado, sigue habiendo algunos ciudadanos irresponsables, que son sancionados todos los días. Por otra, mucha gente sigue desplazándose a diario para acudir a sus trabajos, bien porque sus empresas no les facilitan el teletrabajo, bien porque no pueden realizar su trabajo sin presencia física. Aunque puede ser discutible si ciertas profesiones deben ser o no consideradas esenciales, en estos momentos creo que una mayoría estaríamos de acuerdo en algunas que sí lo son (sanitarios, fuerzas de seguridad, supermercados o farmacias) y en otras que no lo son (una mayoría de fábricas no alimenticias, empresas de la construcción, o teleoperadores, por poner varios ejemplos).  

En esta dramática historia estamos viendo que las "medias tintas" no funcionan, y que las medidas actuales no van ser suficientes. Tenemos el ejemplo cercano de Italia, que ya tiene más muertos que China, y que han tenido que incrementar el confinamiento de manera progresiva.

Esta pandemia provocará una crisis económica importante, sin duda, y muchas familias lo van a pasar mal. Y nos costará recuperarnos. Por otro lado, el encierro en casa es psicológicamente muy duro, sobre todo para los que tienen niños pequeños o poco espacio en casa. Soy plenamente consciente de todo ello, pero ahora mismo la prioridad debe ser frenar el crecimiento exponencial de la infección y su mortalidad. Creedme que si no se endurecen ya las medidas para que la gente no salga de casa, en una o dos semanas será muy tarde. Estamos en un momento crítico en el que necesitamos ciudadanos responsables pero también un gobierno que esté decidido a frenar esto aunque para ello tenga que tomar medidas drásticas. Nos va la vida en ello.

Gracias a todos. ¡Con vuestra ayuda lo conseguiremos!

Andrés Redondo. Médico especialista en Oncología Médica"

Comentarios