lunes 3/8/20

La publicidad de apuestas deportivas podrá emitirse solo 4 horas al día

El nuevo decreto permite la publicidad en radio, televisión y plataformas de 1 a 5 de la madrugada
Alberto Garzón, ministro de Consumo. Fuente: Twitter
Alberto Garzón, ministro de Consumo. Fuente: Twitter

Alberto Garzón, ministro de Consumo ha anunciado que eliminará el permiso que se planteó inicialmente para poder emitir publicidad de apuestas en las retransmisiones deportivas. Así será si se aprueba sin modificaciones el Real Decreto que prepara el Ministerio de Consumo, y con el que quiere regular la publicidad de los juegos de azar.

A partir de las 20.00 horas quedará prohibida la emisión de estas publicidades. Y de 1 a 5 de la mañana si estará permitido.

El ministro de Consumo aseguró hace unas semanas de que el decreto para regular la publicidad de las apuestas que se estaba preparando sería más parecido a la prohibición casi total.

Durante la pandemia se prohibió toda publicidad de apuestas salvo en la franja horaria de entre la 1 y las 5 de la mañana. Y el borrador de decreto remitido por Consumo a la UE establece esta misma limitación: de aprobarse tal y como se ha redactado, solo se podrán emitir estos anuncios en radio, televisión y plataformas de intercambio de vídeo en esa franja de cuatro horas en la madrugada, según ha publicado 20 Minutos.

Por otro lado, en febrero se anunció que el decreto únicamente prohibiría que los clubes deportivos serigrafiaran publicidad de juegos de azar en sus equipaciones cuando éstas estuvieran destinadas a la venta a los niños. Las tallas de adulto, por el contrario, podían seguir llevando esta publicidad. Y ahora esa posibilidad se elimina, por lo que ningún equipo profesional podría lucir en su camiseta el logotipo de una casa de apuestas si el borrador se aprueba sin sufrir ninguna otra modificación.

El borrador sí que mantiene otros aspectos ya anunciados en febrero, como la prohibición de que aparezcan en los anuncios de apuestas personajes públicos o famosos. También se establecen restricciones sobre los modelos de comportamiento que pueden exponer: en la publicidad no podrá darse a entender que el juego es la solución a problemas económicos, ni el jugador podrá aparecer en una posición de superioridad moral con respecto a los que no juegan.

También, estarán prohibidos los anuncios que ofrezcan préstamos para jugar, que sugieran que la habilidad en un determinado juego es un factor que elimina el riesgo de perder dinero o que vinculen el juego a ideas o comportamientos que expresen éxito personal, familiar o social.

Fuentes de Consumo explican que, pese a que las competencias sobre las casas de apuestas físicas son de las comunidades (del Estado solo depende el juego a través de internet), las restricciones a la publicidad contenidas en el decreto afectarán a todas las empresas de juegos de azar. Solo hay dos excepciones: Loterías y Apuestas del Estado y la ONCE, que sí podrán anunciarse a cualquier hora, aunque tendrán que adecuar el contenido de sus anuncios a las mismas limitaciones.

Comentarios