martes. 28.05.2024

Deoleo, la compañía nº1 de aceite de oliva a nivel mundial, y Fundación Cruzcampo, la fundación cervecera más longeva de España y que desarrolla gran parte de la acción social de HEINEKEN España, siguen avanzando en el acuerdo que firmaron el pasado mes de septiembre, con el objetivo de impulsar el talento joven y fomentar la empleabilidad en el sector de la hostelería.  

A través de dos sesiones llevadas a cabo en la planta de envasado de Deoleo en Alcolea (Córdoba), sede social de la compañía aceitera, Deoleo y Fundación Cruzcampo han formado a 60 futuros hosteleros en el proceso completo de elaboración del aceite de oliva y de otros aceites como el de semillas. Estas dos sesiones, celebradas los pasados 15 y 29 de enero, han servido para demostrar a estos jóvenes talentos cómo el aceite de oliva es una piedra angular de la dieta mediterránea, mostrando sus claros beneficios para la salud.  

Del campo al plato, los jóvenes hosteleros han conocido de primera mano cuál es el viaje que realiza el aceite de oliva desde que comienza la cosecha hasta que el producto finalmente llega a la mesa del consumidor. En sendas actividades, han podido visitar la Almazara Molino del Genil, Écija (Sevilla), para conocer el proceso que se lleva a cabo desde el campo y en la almazara, guiados en todo momento por María del Mar Dobao, Directora de Calidad de la Almazara Molino del Genil.  

Posteriormente, y una vez en la planta de Alcolea fueron recibidos por María del Mar García, Directora de la fábrica. Los futuros chefs recibieron una formación completa en toda la variedad y versatilidad de aceites que elabora Deoleo principalmente para conocer sus recomendaciones y principales usos en la cocina, conducida por Javier Gracia, Manager Global de Laboratorio en Deoleo. Los alumnos manifestaron además su interés por las diferentes variedades y formatos que se utilizan en todo el mundo. 

Después de un almuerzo reparador, los jóvenes hosteleros participaron de su primera cata dirigida donde pudieron probar los aceites de oliva adecuados para hostelería, ideales para frituras, salteados o en crudo a cargo de Yolanda Mesa, Master blender de Deoleo. 

Tras esta actividad, los alumnos hicieron una visita guiada por la planta de la mano de Arancha Salamanqués, Brand Manager de Deoleo. Este recorrido sigue el flujo natural del aceite de oliva en cisterna desde la almazara hasta su expedición con el objetivo de satisfacer a todo tipo de consumidores, tanto para el consumo en hogar como en hostelería. 

Posteriormente pasaron por la zona de envasado donde pudieron contemplar la agilidad con la que se embotella, encaja y paletiza. La última fase de la visita tuvo lugar en el laboratorio, donde se estudian todas las muestras del aceite que llega en cisternas, se realizan los diferentes blends adaptados al gusto de los consumidores y se analiza el producto terminado listo para distribuir. 

Una alianza duradera 

Estas sesiones de formación se enmarcan en una alianza estratégica, ratificada en septiembre del año pasado por las dos entidades. Además, se inscribe en el programa de formación y becas Talento Cruzcampo, enfocado en la formación en hostelería con el objetivo de potenciar la inserción laboral de calidad en este sector. Hasta la fecha, la Fundación Cruzcampo, con 28 años de trayectoria y una escuela de hostelería propia, ya ha formado a más de 16.000 alumnos, más de 200 bajo el programa Talento Cruzcampo, y registra una tasa de empleabilidad del 95%.  

Deoleo, por su parte, se ha adentrado en este proyecto con el propósito de acercar a los futuros chefs a los amplios beneficios del aceite de oliva, poniendo énfasis en tres pilares esenciales: sostenibilidad, calidad e innovación. Estos elementos son fundamentales para el éxito de las tres marcas más emblemáticas de la compañía: Carbonell, Maestros de Hojiblanca y Koipe.  

Forman 60 futuros hosteleros para el proceso de elaboración del aceite de oliva