domingo. 14.07.2024

El 42% de las víctimas de delitos sexuales en 2023 fueron menores y los agresores fueron "mayoritariamente" de nacionalidad española y menores de 30 años, según ha avanzado este jueves 4 de julio el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación este jueves la nueva Oficina Nacional contra las Violencias Sexuales (ONVIOS), en el que, además, ha asegurado que los delitos grupales "no han aumentado".

En ese sentido, Marlaska ha recordado que los delitos sexuales aumentaron un 14,8% desde 2022, habiendo un total de 21.825 hechos de esta naturaleza, de los cuales 1 de cada 5 fue con penetración. Según ha señalado, se trata de datos extraidos de un informe que el ministerio tiene previsto hacer públicos este viernes 5 de julio.

En cuanto a la Oficina Nacional, el ministro ha asegurado que pretende ser un observatorio en el que se analice cada agresión de índole sexual inspirándose en el sistema VioGén, aunque en el caso del sistema ONVIOS no prestará protección a las víctimas, sino que actuará como "una gran base de datos".

El sistema ONVIOS, que pretende estar vinculado con el mencionado VioGén, es un banco de información con un sistema de registro, de seguimiento y de prevención de las violencias sexuales para interconectar todas las bases de datos policiales y de instituciones penitenciarias con el fin de hacer un seguimiento y que se tengan los instrumentos y herramientas más precisas para dar respuesta las agresiones sexuales y prevenirlas.

La creación de esta Oficina Nacional se enmarca en las medidas previstas en el I Plan Estratégico contra las Violencias Sexuales del departamento, aprobado en marzo del pasado año y activo hasta el próximo 2027.

Aunque la jefa del Área de Violencia de Género, Estudios y Formación y jefa de ONVIOS, Belén Crego, ha asegurado que la "eficacia policial" es "muy alta" para resolver estos casos, ha informado de una tendencia "al alta" de los delitos sexuales, que solo se interrumpía en 2020 con motivo de la pandemia del Covid-19.

La estructura de la oficina, ubicada en la sede del Servicio Central de Violencia de Género, la Oficina Contra los Delitos de Odio y el Centro Nacional de Desaparecidos, está formada por policías nacionales y guardias civiles, incorporados de unidades operativas en investigación de delitos sexuales y atención a las víctimas, y según ha explicado Crego, se pretende contar también con enlaces territoriales.

Además, el ministro ha anunciado que esperan poder presentar el próximo septiembre una página web que incorporará información como estudios, investigaciones, estadísticas y un mapa de recursos que ha calificado como "muy importante" para la prevención de los delitos sexuales.

Tras la presentación, el ministro de Interior ha destacado el aumento de delitos sexuales tanto en España, -donde ha asegurado que se ha pasado de 16,1 delitos sexuales por cada 1.000 habitantes en 2015 a 35,4 en 2022-, como en países europeos cercanos como Francia -que ha pasado de 50,1 delitos en 2015 a 126,1 en 2022-, o Dinamarca -donde en el mismo periodo la tasa ha crecido de 46,1 a 107,2 delitos de naturaleza sexual por mil habitantes-.

"Esta iniciativa (ONVIOS) es una herramienta innovadora en España y me atrevo a decir también que en Europa, al servicio de las víctimas y de los profesionales implicados en combatir las violencias sexuales, encargada de coordinar e implementar todas las medidas del plan y también de garantizar su efectividad. La Oficina Nacional trabajará con, tanto regularidad y firmeza, como sensibilidad para prevenir y luchar contra estos delitos, y velará igualmente en la medida de sus competencias para que las víctimas reciban el apoyo y la protección que merecen", ha concluido.

El 42% de las víctimas de delitos sexuales en 2023 fueron menores