viernes. 01.03.2024

Los restos de comida que se sirvió ese día están siendo analizados por el servicio de vigilancia epidemiológica tras haberse producido una muerte y 37 intoxicaciones, después de que esas personas acudiesen todas al mismo lugar. 

A pesar de que nadie de las personas intoxicadas se encuentra en un estado grave, se ha abierto esta investigación debido a las numerosas similitudes en los síntomas que presentaban los invitados de las bodas que acudieron al centro de salud después de la ingesta. 

Así mismo, la Guardia Civil se está haciendo cargo de estudiar las posibles causas de la muerte de la nonagenaria, para ver si coincide con los casos que se dio entre las personas que estuvieron presente en la segunda boda que tuvo el restaurante. 

Desde el loca, trasmiten su más sincero pésame a la familia de la mujer mientras que, explican que el número de personas intoxicadas es muy reducido en comparación con el número de comensales totales que tuvieron ese día. "Alrededor de 500 personas estuvieron en el restaurante, además los motivos de los síntomas pueden ser diversos", defienden. 

Víctor Díaz, gerente del restaurante "Las Cabañas", expresa la tranquilidad del local ya que guardaron las "comida testigo" aposta, para que la Junta lo pudiese analizar. Añade que, las dos bodas que atendieron ese día, tenían menús diferentes pero afirma que alguna cosa si que tenían en común. 

Intoxicación alimentaria en una boda: la abuela de la novia falleció