jueves. 20.06.2024

El 25% de los gerentes renuncian a días de teletrabajo por retos de gestión de sus equipos, según publican investigadores de la Cátedra DKV-IE University en el informe 'Navegando la nueva normalidad: teletrabajo y desafíos para managers'.

Igualmente, los que renuncian a días de teletrabajo son también los que muestran peores percepciones de cambios en la productividad, tanto suya como de sus equipos 'online'.

No obstante, este hecho no se debe a características personales de los managers, sino a atributos de las organizaciones en las que trabajan: tipo de sector, el modo en que se monitorea el rendimiento de los empleados o la adopción de tecnología.

En concreto, el estudio identifica la hostelería, el comercio y la manufactura e industria como aquellos en los que existe mayor renuncia.

Además, destaca que la renuncia a días de teletrabajo es mayor cuando el superior percibe que puede evaluar la eficacia de sus subordinados a través de la observación de sus comportamientos y cuando se cuenta con menos apoyo de tecnologías para seguir el rendimiento de los empleados.

Estos resultados sugieren que "para aquellas tareas que requieran de mayor coordinación y negociación para conseguir consenso, la gestión remota puede funcionar peor".

El informe también subraya que aquellos gerentes que confrontan mayores retos en su gestión en remoto son, a la vez, quienes presentan peores indicadores de bienestar y salud mental, además de mayores intenciones de abandonar su empresa.

El presidente del Comité Ejecutivo de DKV, Javier Cubría, ha afirmado en la presentación de este informe que, "si bien el progreso en el ámbito tecnológico y de la flexibilidad puede mejorar las condiciones de trabajo, también puede generar ansiedad e inseguridad laboral".

Por ello, ha señalado que "es crucial no perder de vista el aspecto humano en este proceso de cambio", y esforzarse por garantizar "que el progreso vaya de la mano con el bienestar y la satisfacción de los trabajadores".

Según la directora de la Cátedra y profesora de IE University, Rocio Bonet, lo que más les ha sorprendido del estudio "es encontrar que muchos de los cambios que se están dando en el entorno corporativo actual, tales como aplanamiento de jerarquías hacia organizaciones más ágiles, alta rotación de equipos, o restructuraciones continuas, parecen presentar retos importantes para la gestión en remoto".

Así, ha asegurado que los resultados destacan "la relevancia de prestar atención a los managers para asegurar el éxito del nuevo modelo de trabajo híbrido".

EL TELETRABAJO 

Según datos recopilados en una encuesta mundial sobre teletrabajo en 2022, un 13% de los empleados en España consideraría dejar su trabajo si les pidieran volver a un modelo de trabajo 100% presencial.

Entre los beneficios que los empleados destacan del trabajo en remoto se encuentran la mayor productividad, debido al ahorro de tiempo en el traslado al trabajo, y la mejor conciliación entre vida profesional y personal.

Sin embargo, investigaciones recientes han encontrado que existe una brecha considerable entre el número de días que los empleados querrían teletrabajar y los permitidos por sus empleadores. En el caso de España, es de 1,1 días.

25% de gerentes renuncian a días de teletrabajo por retos de gestión