martes. 28.05.2024

Un 32,4 por ciento de los jóvenes universitarios de entre 18 y 25 años reconoce que ha revisado WhatsApp u otro tipo de aplicación de mensajería mientras conducía y un 22,8 por ciento que realiza llamadas sin usar el manos libres, según concluye el informe 'Hábitos de los jóvenes al volante', de la Fundación Mutua Madrileña y la Asociación por la prevención de siniestros viales y sus graves consecuencias (AESLEME).

El estudio, publicado este 25 de marzo, ha sido elaborado con los testimonios recogidos en 2022 y 2023, entre 1.900 jóvenes de entre 18 y 25 años participantes en la campaña de prevención 'Agárrate a la vida', la iniciativa de seguridad vial de Fundación Mutua Madrileña y AESLEME.

Asimismo, seis de cada diez jóvenes (58,3%) confiesa haber tenido que intervenir en alguna ocasión para impedir que un amigo condujera bajo los efectos del alcohol o las drogas, un porcentaje que se eleva al 76,5% si se les pregunta si han visto conducir a un amigo tras consumir alcohol o drogas, independientemente de que hayan intervenido para impedirlo o no. Además, uno de cada cinco jóvenes (21%) afirma haber bebido alcohol antes de coger el coche.

Para la mayoría de los encuestados (96,5%), la asistencia a las sesiones de prevención de conductas de riesgo dentro de 'Agárrate a la vida, les ha hecho reflexionar y evitar o corregir hábitos imprudentes, ya fuera no usar casco, cinturón, beber o consumir drogas o utilizar el teléfono móvil, cuando circulan con coche, bici, patinete o moto.

También uno de cada tres asegura haber actuado alguna vez en sustitución del dueño del coche debido a que este hubiera bebido (31,25%). En cuanto a los límites de velocidad, el 77,8% los respetan y un 22,2% de los encuestados reconoce abiertamente no hacerlo.

La Fundación Mutua Madrileña publicó este mismo informe para el periodo 2014-2016. En la actualidad, es menor que en el periodo 2014-2016 el porcentaje de jóvenes que ha consumido alcohol antes de conducir (21% frente al 27%); los que confiesan haber visto alguna vez a un amigo suyo coger el coche después de consumir alcohol o drogas (76,5% frente al 80%) o los que realizan llamadas con el dispositivo de manos libres mientras conducen (22,8% frente al 30%).

El porcentaje de jóvenes que ha impedido que un amigo cogiese el coche se mantiene similar. Era algo más de la mitad en el periodo 2014-16 y en el último muestreo se situó en el 58,3 por ciento. Sin embargo, usar la figura del conductor alternativo es menos frecuente que hace una década y del 39 por ciento de los jóvenes que decían haber ejercido alguna vez como tal al salir con sus amigos se baja al 31,2 por ciento en el último año.

1 de cada 3 jóvenes revisa sus mensajes en el móvil mientras conduce