jueves. 11.08.2022

Wang Jixian, un vlogger chino de 37 años que vive en Odesa, una ciudad portuaria del sur de Ucrania, que decidió no abandonar el país y quiso quedarse para mostrar la realidad de la guerra por redes sociales se encuentra amenazado de muerte.

Esta decisión no ha sentado muy bien a su público y ha sido criticado duramente. Lleva un año viviendo en Ucrania y se dedica a grabar videos de su día a día. Que ha continuado haciendo desde que empezó la guerra, Jixian ha tratado de enseñar la otra cara del conflicto, intentando con sus videos acercar a los usuarios el horror de vivir en guerra.

El joven vive en primera persona la crudeza y el temor que asolan a diario las calles de Ucrania cuando escucha bombardeos, ve a la gente atemorizada e incluso escucha el sonido de las sirenas antiaéreas. Pero no quiere abandonar el país que le acoge desde hace un año, “quiero ser una persona decente. Aquí es donde vivo y esta es mi casa. Por eso me quedo”, explicó en uno de sus videos.

Las autoridades chinas han llegado a censurar el contenido de su cuenta de WeChat por “difundir falsos rumores o contenido ilegales”. Pero esto no ha supuesto un impedimento para el vlogger, y es que Jixian rápidamente ha cambiado de plataforma y ha continuado subiendo videos en Youtube.

Sus videos acumulan ya miles de visitas y los comentarios de los usuarios no son nada positivos, de hecho la gran mayoría respaldan al presidente ruso, Vladímir Putin y acusan al programador chino de traidor.

“Ya no necesitas el pasaporte chino. Has olvidado de qué país eres” apuntaba un usuario. “La posición oficial del país debe ser la posición de todo el pueblo chino”, sentenciaba otro. Las críticas acaparan todos los comentarios de sus videos e incluso ha llegado a recibir amenazas de muerte pero nada va a parar a Wang Jixian que va a continuar subiendo videos y mostrando la crudeza de la guerra.

El vlogger chino Wang Jixian, acusado de traición por mostrar la realidad de la guerra
Comentarios