jueves 29/7/21

La UE propone una app 'todo en uno' para almacenar los documentos personales

Móvil. Imagen de archivo

Bruselas estudia implantar una 'Identidad Digital Europea' para los ciudadanos y empresas de la Unión Europea que deseen identificarse o confirmar determinada información personal.

Identificaciones, trámites, préstamos, compras, diplomas universitarios, billetes de avión... El también llamado "monedero electrónico" servirá para almacenar de digitalmente cualquier dato o documento oficial, de tal forma que se unifique el método de identificación entre todos los países miembros, "ya sea para alquilar un piso o abrir una cuenta bancaria fuera de nuestro país", según ha anunciado este jueves la vicepresidenta europea responsable del área Digital, Margrethe Vestager.

Supone, en definitiva, una simplificación de numerosos trámites, pues elimina una serie de pasos burocráticos que a día de hoy son necesarios a la hora de acceder a ciertos servicios.  

El plan es que se lance un proyecto piloto en octubre de 2022, una vez perfilado, determinado y acordado el marco técnico y las normas entre los Estados miembro y la Comisión Europea. 

Una app 'todo en uno'

Funcionará a través de una aplicación para cuyo acceso será necesario verificar la identidad mediante protocolos de autenticación biométrica (huella dactilar, escaneo de retina, etc.), y en la que el ciudadano o empresa podrá ir acumulando todos los datos y documentos que elija. 

Será, en definitiva, una aplicación 'todo en uno' que, según han anunciado sus impulsores, garantizará una mayor seguridad y protección de los datos personales. Funcionaría, por tanto, como las aplicaciones móviles cada vez más utilizadas que permiten almacenar entradas, billetes de viaje o incluso pagar con el móvil como si fuese la tarjeta de crédito. 

¿El fin? Que con un solo clic se pueda, ya no solo confirmar tu identidad o almacenar documentos personales como el carnet de conducir; sino también hacer otros trámites, como facturar en un aeropuerto, alquilar un coche, almacenar una receta médica o presentar la declaración de la renta. 

Para todos los ciudadanos y empresas de la UE 

La cartera de identidad digital estará disponible para todos los ciudadanos, residentes y empresas de la Unión Europea que deseen empezar a usarla, será voluntaria, y en ningún caso sustituirá a los DNIs electrónicos que ya emiten en varios países, como España. 

De hecho, una de las razones por las que la Comisión Europea ha propuesto esta cartera digital es porque destaca la necesidad de crear un documento de identidad electrónico con utilidad y reconocimiento en cualquier país de la UE. "En la actualidad, 14 Estados miembros utilizan 19 sistemas de identificación electrónica notificados, que abarcan casi el 60% de la población de la UE, pero la aceptación es baja, su uso es engorroso y los casos de negocio son limitados", señalan en un comunicado.

Control de datos e historial 

Otro de los aspectos a destacar es que el usuario podrá controlar cuánta información desea compartir. Es decir, tendrá la posibilidad de seleccionar qué aspectos de su identidad, datos y certificados está dispuesto a compartir con terceros y, en el caso de hacerlo, realizar un seguimiento de dicho intercambio, que quedará registrado en un historial. 

Quedarán exentos de esa posibilidad de elección los servicios públicos y algunas grandes plataformas digitales privadas, que sí estarán obligadas a reconocer la Identidad Digital. Deberán hacerlo aquellas con más de 45 millones de usuarios y en los sectores que exijan un alto nivel de autentificación, como transporte, energía, servicios bancarios y financieros, seguridad social, salud o telecomunicaciones. 

Posibles utilidades

Todavía tienen que definir exactamente qué servicios se integraran en esta cartera de identificación digital, aunque Bruselas ya ha adelantado unos cuantos que ya se usan en toda la UE a raíz del Reglamento eIDAS, como la firma electrónica, y que estarán incluidos tanto para ciudadanos como para empresas.

Sin embargo, lo que sí tienen claro es que servirá para reunir en un solo lugar toda la documentación necesaria para llevar a cabo cualquier trámite o disponer de un servicio que requiera de una identificación oficial. Por ejemplo:

  • Como método de identificación: una vez instalada la cartera que el gobierno del país de origen haya expedido, el usuario podrá descargar, almacenar y usar sus datos personales básicos como el carnet de conducir, un diploma o una tarjeta de crédito.
  • Para demostrar la edad: podrá usarse también como método para verificar la mayoría de edad sin tener que mostrar otros datos personales que sí aparecen en el DNI. 
  • Para alquilar un coche: las empresas de alquiler de coche ya no necesitarán fotocopiar el carnet de identidad y el permiso de conducir ni solicitar siquiera la firma de los documentos pertinentes. Con la identidad digital, destacan, podrá recogerse directamente el coche del aparcamiento, pues habrá llevado a cabo todos los trámites desde la aplicación.   
  • Para identificarse en servicios online: podrá usarse para registrarse en otros países o para abrir nuevas cuentas bancarias, comprar tarjetas SIM para el móvil o renovar la tarjeta de transporte público. 

Comentarios